4.8
(8)

La tormenta Amelie se trasladó a la costa atlántica de Francia, al norte de España e Italia.

Fue la primera tormenta de otoño de 2019. Sus fuertes vientos derribaron los árboles que bloqueaban las carreteras. Las lluvias torrenciales elevaron los niveles de agua que inundaron ciudades enteras y 1.400.000 hogares en el suroeste de Francia, que quedaron sin electricidad.

En el País Vasco, las ráfagas de viento alcanzaron los 100 km/hora y varias comunidades aún están en alerta naranja.

Una mujer de 37 años fue asesinada por la caída de una palmera en Mallorca cuando salía a pasear con su mujer, su marido y su hija. En Italia, varias familias fueron evacuadas del pueblo de Sesta Godano debido a las fuertes lluvias y a las inundaciones del Vara. También se construyeron una carretera principal y varias casas.

Todavía hay advertencias meteorológicas severas. El alcalde de la ciudad dijo que fue la peor inundación que se ha visto en años y que varias personas habían sido evacuadas por su seguridad.

60 personas quedaron aisladas de sus hogares en San Pietro después de que se derrumbara parte de la única carretera que conducía a sus casas. También se rompió una tubería de agua, dejándolos sin agua.

Lo peor de la tormenta ya ha pasado, pero muchas regiones aún están en alerta máxima por las consecuencias.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 8

Aun no hay votos