4.5
(2)

(Imagen de portada Un escuadrón de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón. /Archivo)

El ejercicio comenzará en el sur de Japón a partir del 11 de mayo, y será la primera vez que las tres naciones realicen un simulacro con tropas terrestres, en un momento en que las tensiones con Pekín se intensifican por la actividad en los mares de China Oriental y Meridional.
El anuncio del ejercicio conjunto fue realizado por la Fuerza de Autodefensa Terrestre de Japón (JGSDF) y el ministro de Defensa el viernes, en un momento en que la nación pretende reforzar su cooperación militar con sus aliados en la región.

«Al fortalecer la cooperación entre Japón, Estados Unidos y Francia, nos gustaría mejorar las tácticas y habilidades de las Fuerzas de Autodefensa en la defensa de territorios insulares remotos», dijo el ministro de Defensa Nobuo Kishi, en una aparente alusión a la reclamación de China sobre las islas en los mares de China Oriental y Meridional.

Las relaciones entre China y Japón se han tensado por la actividad en torno a las tierras en disputa en la región, conocidas por Tokio como las islas Senkaku, y por Pekín como las islas Diaoyu, que ambas partes reclaman como territorio propio.

Los barcos chinos han entrado en las aguas territoriales que rodean las islas en las últimas semanas y Estados Unidos celebró recientemente un único simulacro militar en torno a la isla, aunque ninguna tropa estadounidense desembarcó en el territorio y Japón no participó.

Los simulacros militares de las tres naciones se producen mientras Filipinas ha protestado directamente a China por no retirar sus barcos del Mar de China Meridional. Manila argumenta que cientos de buques militares chinos están invadiendo secciones disputadas del Mar de China Meridional, mientras que Pekín afirma que no hay soldados y que sólo son barcos de pesca.

Pekín ha defendido su derecho a reclamar territorio en los mares de la China Oriental y Meridional, utilizando una línea de demarcación conocida como «línea de las nueve rayas» para afirmar que tiene derechos históricos al control de la zona. China ha rechazado las acusaciones de agresión militar para asegurarse el control de la región, alegando que simplemente está protegiendo una zona que ya les pertenece, defendiendo su «soberanía, derechos e intereses».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos