1.5
(2)

El número de nuevas personas que se vieron obligadas a desplazarse dentro de sus propios países a causa de los desastres climáticos aumentó en 2020 hasta la cifra más alta en al menos una década, más del triple de los desplazados por conflictos y violencia.

Las personas que emigraron dentro de sus países debido a fenómenos meteorológicos extremos ascendieron a 30,7 millones, es decir, el 75% de los desarraigados dentro de sus fronteras, según un informe del Centro de Seguimiento de los Desplazamientos Internos. A finales de 2020, un total de 55 millones de personas se habían visto obligadas a desplazarse, y es probable que el número de migrantes climáticos esté muy subestimado debido a que los datos son incompletos.

El cambio climático está provocando fenómenos meteorológicos más frecuentes e intensos. En contra de los temores de una migración transfronteriza masiva, muchos de los desplazamientos son a pequeña escala y localizados, según el informe, y costarán a las economías unos 20.500 millones de dólares a nivel mundial en 2020.

Países densamente poblados como China, India, Filipinas y Bangladesh se vieron afectados por intensos ciclones, lluvias monzónicas e inundaciones, mientras que 1,7 millones de personas se vieron desplazadas dentro de Estados Unidos durante la temporada de huracanes más activa del Atlántico que se ha registrado. Estas cifras históricas se registraron incluso cuando la propagación del coronavirus obstaculizó la capacidad de las organizaciones humanitarias para registrar y asistir a las personas desplazadas, según el informe.

FUENTE: BLOOMBERG

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 1.5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos