4.7
(3)

(Imagen de portada El destructor Kolkata seguido por otros buques de la Armada indiaShailesh Andrade / Reuters /Archivo)

La guerra de palabras entre India y China ha vuelto a empezar después de que Nueva Delhi y Pekín se acusaran mutuamente de incitar las tensiones fronterizas en la región oriental de Ladakh. El ministro de Asuntos Exteriores indio, S. Jaishankar, afirmó que los despliegues cercanos en Ladakh continúan debido a una acumulación militar instigada por China, afirmación que fue rebatida por el ministerio de Asuntos Exteriores chino.

En medio del enfrentamiento con China en el este de Ladakh, la Armada india había reposicionado una serie de activos navales en la región del Océano Índico para enviar un mensaje claro a China, reveló el viernes el ministro de Defensa indio, Rajnath Singh.

«El despliegue proactivo de la Armada durante el enfrentamiento de Galwan señaló nuestra intención de que buscamos la paz pero estamos preparados para cualquier eventualidad», dijo Rajnath Singh tras visitar el Portaaviones Indígena (IAC) en el muelle de Ernakulam del puerto de Cochin.
El ministro de Defensa no ha dado más detalles, pero fuentes de Nueva Delhi dijeron que el despliegue se realizó en un intento de contrarrestar una «posible amenaza colusoria» de China y Pakistán.

Singh, al repasar el progreso del proyecto del primer portaaviones del país, dijo que la puesta en servicio del IAC el próximo año será un homenaje apropiado a los 75 años de independencia de India.

«La capacidad de combate, el alcance y la versatilidad del portaaviones añadirán capacidades formidables en la defensa de nuestro país y ayudarán a asegurar los intereses de India en el dominio marítimo», subrayó Singh.

Tras lograr la primera fase de la retirada en febrero de este año, el proceso de retirada de las tropas de las zonas de vanguardia está estancado desde abril de este año, ya que las dos potencias nucleares siguen acusándose mutuamente de invasiones en el este de Ladakh.

El Ministerio de Asuntos Exteriores indio culpó el jueves a las acciones de China de «acumular tropas en las zonas fronterizas» y de intentar cambiar el statu quo en la Línea de Control Real (LAC) por el actual enfrentamiento militar.

«El despliegue militar de China en el sector occidental a lo largo de la frontera es un acuerdo defensivo normal. Su objetivo es impedir la invasión o la amenaza contra el territorio de China por parte del país en cuestión», declaró el miércoles el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian.

Más de un año después del mortífero enfrentamiento en el valle de Galwan, en el que murieron 20 soldados indios, el acuerdo para rebajar las tensiones sigue incompleto a pesar de que Nueva Delhi y Pekín han celebrado 11 rondas de conversaciones militares y siete rondas de compromisos diplomáticos.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos