5
(4)

(Imagen de portada Archivo vía © REUTERS / Andy Wong)

El Comité Municipal de Baoji, una autoridad del PCCh en la provincia de Shaanxi, compartió el vídeo de cinco minutos, publicado originalmente en la plataforma china para compartir vídeos, Xigua. El narrador pide que se utilicen armas de destrucción masiva contra Japón para que se rinda «por segunda vez».

Aunque el vídeo original fue retirado (tras obtener más de dos millones de visitas), la activista de derechos humanos Jennifer Zeng, subió el vídeo a Twitter con subtítulos en inglés.

El vídeo dice: «Cuando liberemos Taiwán, si Japón se atreve a intervenir por la fuerza, aunque sólo despliegue un soldado, un avión y un barco, no sólo devolveremos el fuego recíproco, sino que iniciaremos una guerra a gran escala contra Japón.

«Utilizaremos primero las bombas nucleares.

Una plataforma de lanzamiento de misil balístico intercontinental DF-41 de China en un desfile militar celebrado en Pekín, la capital china.

«Usaremos bombas nucleares continuamente hasta que Japón declare su rendición incondicional por segunda vez.

Lo que queremos atacar es la capacidad de Japón para soportar una guerra. Mientras Japón se dé cuenta de que no puede pagar el precio de la guerra no se atreverá a enviar precipitadamente tropas al estrecho de Taiwán».

En 1964, China declaró su política de «No first use» (NFU), prometiendo no utilizar armas nucleares como medio de guerra a menos que sea atacada primero por otro adversario que utilice armas nucleares.

La política de NFU también prohíbe a China lanzar armas de destrucción masiva sobre países no equipados con armas nucleares.

En cambio, la OTAN ha rechazado los llamamientos para adoptar una política NFU bajo el argumento de que un «ataque nuclear preventivo» es una opción clave.

Japón no posee armas nucleares propias, pero apoya el posible uso de armas nucleares estadounidenses en su nombre.

El vídeo continúa presentando lo que llama la «teoría de la excepción de Japón», que desecharía la política china de NFU y convertiría a Japón en la «excepción» de la regla.

El vídeo afirma que, desde la firma del NFU, la situación internacional ha cambiado radicalmente.

Afirma: «Nuestro país se encuentra en medio de un gran cambio que no se había visto en un siglo y todas las políticas, tácticas y estrategias deben ajustarse y cambiarse para proteger el ascenso pacífico de nuestro país.

«Si Japón entra en guerra con China por tercera vez, el pueblo chino se vengará de las viejas y nuevas cuentas.

Japón es el único país del mundo que ha sido alcanzado por las bombas atómicas y tiene un profundo recuerdo de las mismas, desde el gobierno hasta la población.

Xi Jinping amenazó a potencias extranjeras que ‘les golpearán la cabeza con sangre /Imagen Archivo AP

«Precisamente porque Japón tiene ese sentimiento único, la disuasión nuclear contra Japón obtendrá el doble de resultados con la mitad de esfuerzo».

El vídeo concluye prometiendo castigar al primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, al ex primer ministro Abe Shinzo y al viceprimer ministro Aso Taro, y recuperar las islas Diaoyu y Ryukyu.

El repunte de la autoridad del PCCh se produce apenas unas semanas después de que el presidente chino, Xi Jinping, advirtiera a las naciones extranjeras que «se les romperá la cabeza» si intentan interferir con China.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos