5
(5)

Los servicios de emergencia han rescatado y evacuado a cientos de personas en el sur de Francia tras las inundaciones repentinas que convirtieron las carreteras y los campos en ríos y lagos.

El servicio de emergencias de la región de Gard informó de que los socorristas buscaban al menos a una persona desaparecida tras la inundación del martes por la noche.

No se ha informado de víctimas, pero las autoridades locales dijeron que las lluvias causaron daños significativos en las casas e infraestructuras de las ciudades y pueblos entre Nimes y Montpellier.

Una persona fue alcanzada por un rayo, pero sobrevivió, y el techo de un supermercado se derrumbó bajo las aguas, según el servicio regional de emergencias.

Las personas fueron evacuadas de un camping mientras veían cómo las aguas se acercaban a sus campings, informó la televisión BFM. Unos 800 bomberos fueron movilizados para rescatar a las personas mediante helicópteros y otros medios.

Los colegios de toda la región cerraron el miércoles mientras se iniciaban las labores de limpieza en algunas ciudades.

Las inundaciones se producen después de una temporada de condiciones meteorológicas extremas en la que se han producido devastadores incendios forestales cerca de la Costa Azul y alrededor del Mediterráneo, inundaciones que han batido récords en Alemania y Bélgica y sequías u olas de calor en otras zonas del mundo. Los científicos afirman que este tipo de fenómenos son esperables, pero que se producen con mayor frecuencia ahora que el planeta se está calentando debido al cambio climático provocado por el hombre.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 5

Aun no hay votos