5
(5)

LA UNIÓN EUROPEA se enfrenta a una creciente presión para que tome medidas contra las Islas Feroe, después de que este territorio haya sacrificado la asombrosa cifra de 1.428 delfines protegidos durante la cacería más sangrienta de su historia.

En declaraciones a la LBC el martes, tras la espantosa cacería que mató por sí sola a un estimado del 2% de la población de delfines de flancos blancos del Atlántico, el conservacionista John Hourston dijo que la Unión Europea simplemente no está haciendo lo suficiente para impedir que las Islas Feroe, un territorio autónomo dentro de Dinamarca, continúen con la práctica «bárbara». Pidió que se impusieran sanciones a la pequeña nación insular si seguía cazando a los delfines protegidos antes de que la especie fuera cazada hasta su extinción, y tachó al bloque de no actuar para proteger intereses medioambientales vitales.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 5

Aun no hay votos