4.2
(13)

La mitad de la población afgana no tiene suficientes alimentos para pasar el invierno, según ha advertido la ONU, y los niños ya mueren de hambre mientras las mujeres venden a sus hijos para llegar a fin de mes.

El Programa Mundial de Alimentos afirma que 23 millones de afganos corren el riesgo de sufrir desnutrición aguda y morir en los próximos meses, y que un millón de niños corren el riesgo de morir «sin tratamiento inmediato».

Según el PMA, en los próximos meses se necesitarán millones de dólares para evitar el peor de los escenarios, pero los gobiernos están reteniendo el dinero por temor a que los talibanes saqueen las donaciones.

La advertencia llega justo un día después de que se informara de que ocho huérfanos habían muerto de hambre en Kabul, y una semana después de que las madres de la ciudad de Herat revelaran que están vendiendo a sus hijos para pagar los préstamos que pidieron para comprar alimentos.

El hambre está aumentando y los niños están muriendo». dijo el director del PMA, David Beasley. Estamos en una cuenta atrás hacia la catástrofe y si no actuamos ahora, tendremos un desastre total en nuestras manos».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 13

Aun no hay votos