5
(3)

El pasto está ardiendo en 360 hectáreas cerca de las aldeas de Pribrezhniy y Arman, en la región de Magadán, y el fuego se está extendiendo rápidamente debido al fuerte viento.

El incendio se inició con una temperatura de 20 grados bajo cero, y está resultando difícil de extinguir porque los bomberos no pueden obtener agua de los lagos y ríos congelados.

Normalmente, en esta época del año el suelo estaría cubierto de una espesa capa de nieve; en este mes de noviembre, varias zonas del este de Rusia, como su territorio más frío, Yakutia, dicen que les falta nieve.

Nuestros pueblos están cubiertos de humo, hay un fuerte olor a quemado», dijo Marina Kirichenko, una funcionaria local de la región de Magadán.

Su aldea, Pribrezhniy, y la vecina Arman están amenazadas, y afirma que el fuego que quema la tundra es obra del hombre.

Quiero llorar de dolor, porque un solo descuidado ha destruido docenas, posiblemente cientos de hectáreas de tierra y muchos animales. Por un milagro no hubo pérdida de vidas humanas», dijo.

Doce bomberos del Servicio de Protección Forestal Aérea de Rusia están trabajando en el lugar.

Rusia ha sufrido su año más intenso y el más largo en cuanto a incendios forestales de los que se tiene constancia, con su territorio más frío, Yakutia, ardiendo desde finales de abril hasta principios de octubre.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos