4.5
(6)

Las capas de hielo de la Tierra se están derritiendo a una velocidad récord. Los datos publicados por la Organización Meteorológica Mundial el día en que comenzó la cumbre sobre el cambio climático COP26 mostraron un nivel récord de hielo marino, ya que el mar Ártico se derritió rápidamente antes de ralentizarse en agosto. La lluvia cayó por primera vez, durante varias horas, en la cumbre de la capa de hielo de Groenlandia en agosto. Las temperaturas del aire estuvieron por encima del punto de congelación durante nueve horas, ya que las temperaturas se dispararon en todo el mundo.

El inmenso peso de una capa de hielo hace que parte de la corteza que hay debajo se hunda, de forma parecida a como si se presionara un tubo de pasta de dientes.

Cuando se ejerce presión sobre la pasta de dientes, ésta baja, y cuando se libera la presión, vuelve a subir.

La última Edad de Hielo sigue afectando silenciosamente a todo lo que vemos y conocemos hoy, incluida la superficie de la Tierra.

Las enormes capas de hielo, de miles de metros de grosor, incluían la capa de hielo de las Laurentides, la capa de hielo de la Cordillera y muchas más.

Su peso desplazó la roca de la corteza terrestre y provocó que el manto maleable se deformara y fluyera, cambiando la forma de la Tierra en el proceso, ya que otras zonas se elevarían para compensar el hundimiento bajo las capas de hielo, como si se tratara de un tubo de pasta de dientes.

La tierra que antes se hundía ahora se eleva en un proceso conocido como rebote isostático: se encontraron huesos de una antigua ballena en una playa elevada en Noruega que ahora está a 40 metros sobre el nivel del mar.

También Escocia se está elevando. Inglaterra, por su parte, se hunde poco a poco en el Mar del Norte.

En algunas partes de Alaska están surgiendo «nuevas tierras».

Sin embargo, a medida que la Tierra rebota, podría «volver a despertar terremotos y volcanes latentes», según un estudio publicado en 2008 en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Los terremotos suelen producirse cerca de los límites de las placas.

22-09-2021 Río de deshielo sobre un glaciar en Groenlandia POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA IMAGGEO

Sin embargo, los grandes terremotos intraplaca se producen lejos de los límites actuales, como el terremoto de magnitud 5,8 que se produjo en Virginia en 2011, o la serie de terremotos de Nuevo Madrid que sacudieron Estados Unidos en el siglo XIX.

La presión descendente sobre las placas tectónicas se libera sin la presencia de grandes glaciares, por lo que las fallas preexistentes podrían reactivarse.

Erik Ivins dijo a la revista Smithsonian en 2015: «La carga de los glaciares impedía que los terremotos más pequeños liberaran la tensión tectónica».

Los científicos han especulado con que los terremotos de Nuevo Madrid se produjeron en una zona en la que la roca caliente y fundida que se encuentra bajo la corteza terrestre trató en su día de abrirse paso, pero no pudo hacerlo debido al peso de las capas de hielo que había allí.

Ahora que las capas de hielo se han derretido, el manto puede volver a burbujear.

Por lo tanto, tanto el rebote isostático como la actividad tectónica del pasado desempeñan un papel importante en los terremotos intraplaca que se observan en algunas partes de Canadá y Estados Unidos.

Vía express.co.uk

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 6

Aun no hay votos