5
(1)

( Imagen de portada Archivo )

CHINA está almacenando un misil nuclear hipersónico denominado «la sentencia de muerte voladora», capaz de evadir todos los escudos antimisiles desplegados por Estados Unidos y sus aliados. El misil nuclear balístico hipersónico con base en tierra -conocido como Dong Feng 17 o DF-17- puede alcanzar velocidades de hasta 7.680 mph y, según los expertos, es capaz de «alcanzar todos los rincones de la Tierra». Según publica thesun

Wu Qian, del Ministerio de Defensa de China, confirmó que el país ha encargado misiles DF-17 y DF-26 en «gran número».

Pekín dio a conocer el arma nuclear hipersónica DF-17 en 2019, ofreciendo un vistazo al misil «cegadoramente rápido e imparable»

El arma contiene un vehículo de planeo hipersónico y puede ser equipado con una cabeza nuclear y se dice que es capaz de alcanzar velocidades de hasta 7,680 mph – o diez veces la velocidad del sonido.

Los analistas extranjeros afirman que está diseñado para desplazarse a gran velocidad y eludir las defensas antimisiles.

En teoría, el misil hipersónico DF-17 puede maniobrar bruscamente a muchas veces la velocidad del sonido, lo que lo hace extremadamente difícil de contrarrestar.

Este hecho se produce en un momento de máxima tensión entre Estados Unidos y China por la creciente ocupación por parte de Pekín del disputado Mar de la China Meridional.

Un vehículo hipersónico de planeo, una nave espacial maniobrable que puede llevar una cabeza nuclear, disparó un misil independiente durante su vuelo en la atmósfera sobre el Mar del Sur de China el 27 de julio, según un informe del Financial Times.

Se dice que los expertos de la agencia de investigación avanzada del Pentágono, Darpa, no están seguros de cómo China logró la hazaña, ya que, según los científicos, «pone a prueba las limitaciones de la física».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Aun no hay votos