5
(10)

( Imagen de portada Semen Sivtsev / The Siberian Times)

En la aldea más fría del mundo, donde las temperaturas descienden hasta los 60 grados bajo cero, arden fuegos zombis.

Unas escalofriantes imágenes muestran el humo que sale de la profunda nieve a tres kilómetros del «Polo del Frío» en Siberia, Rusia.

Los incendios zombi reciben su nombre porque parecen volver de entre los muertos.

Los incendios forestales de verano parecen extinguirse en la superficie, pero bajo tierra se alimentan de la turba y el metano acumulados durante muchos milenios.

El deshielo del permafrost no siempre es suficiente para apagar los incendios, ya que el gas se libera y hace que el incendio forestal «vuelva a la vida».

Esta imagen muestra cómo la temperatura alcanzó los -60 ° C el 2 de diciembre en Oymyakon 
Imagen: 
The Siberian Times)

Los incendios de zombis se alimentan de fugas de metano a medida que el suelo congelado se descongela.

El gas que se libera hace más difícil su extinción.

Esto llevó a los incendios forestales vistos por los satélites cerca de Oymyakon a finales de abril con la nieve todavía en la región

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 10

Aun no hay votos