4.7
(6)

Los científicos afirman que uno de los agujeros de hundimiento se está formando «extraordinariamente» rápido en una zona bastante remota del fondo marino Los expertos utilizaron un vehículo submarino autónomo operado a distancia, así como un sonar montado en un barco para descubrir la impactante revelación en el mar de Beaufort, en Canadá. Pero los investigadores dicen que los cambios que han encontrado no son nuevos, sino que ocurrieron entre 2010 y 2019.

Se realizaron cuatro estudios cartográficos de la zona, que abarcaron un terreno de hasta 10 millas cuadradas (26 kilómetros cuadrados).

Descubrieron que el permafrost submarino, que es un terreno permanentemente congelado de 500 pies, está experimentando «cambios morfológicos extraordinariamente rápidos».

El más grande tenía 29 metros de profundidad, 225 metros de largo y 96 metros de ancho.

Pero en total, encontraron unos 41 agujeros, a unos 7 metros de profundidad de media.

Julian Murton, catedrático de Ciencias del Permafrost de la Universidad de Sussex (Reino Unido), que no participó en el estudio, declaró a Newsweek que le sorprendía la rapidez con que había cambiado la topografía del fondo marino.

«Algunos cambios son tan rápidos o incluso más que los más conocidos cambios topográficos de la superficie terrestre provocados por el deshielo del permafrost en el Ártico», dijo. «Yo había supuesto que la inercia térmica asociada al grueso permafrost relicto y al agua de mar suprayacente provocaba cambios lentos en la topografía del fondo marino.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 6

Aun no hay votos