5
(4)

(Imagen de portada archivo)

En tan sólo una semana, la isla ha registrado más de 12.000 temblores, de los cuales la población ha podido sentir unos 200. La magnitud más alta registrada hasta ahora ha sido de 3,3.

El centro de vigilancia sísmica de la región elevó el miércoles la alerta volcánica a cuatro, lo que significa que existe una «posibilidad real» de que el volcán entre en erupción.

La última vez que el volcán entró en erupción en la isla fue en 1808, cuando se produjeron una serie de explosiones a lo largo del centro-sur de la isla, con lava que llegó hasta la costa.

El centro de vigilancia dijo que no había «ninguna evidencia de que una erupción volcánica fuera inminente», pero dijo que no se podía descartar tal escenario.

Joao Fontiela, sismólogo que trabaja en la isla, declaró a la agencia de noticias Lusa: «Anualmente, Sao Jorge tiene pocos sismos , y ahora estamos hablando de miles».

Mientras tanto, se ha activado la estrategia de emergencia de la isla y se han hecho los preparativos para evacuar a los 8.400 residentes de Sao Jorge en caso necesario.

Sin embargo, una gran parte de los residentes ya ha salido por su cuenta de la isla.

Las cifras del gobierno del sábado mostraron que alrededor de 1.250 personas abandonaron la isla sólo el miércoles y el jueves.

Fátima y Antonio Soares, ambos de 70 años, decidieron marcharse el sábado junto con otros muchos residentes, una semana después de que comenzaran los temblores.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos