4
(2)

China podría estar contemplando una «toma de posesión» de la Luna como parte de su programa espacial militar, según ha declarado el administrador de la NASA, Bill Nelson, al periódico Bild.

En una entrevista publicada el sábado, Nelson afirmó que Estados Unidos está ahora involucrado en una nueva carrera hacia el espacio, con China esta vez. Destacó que en 2035 Pekín podría terminar la construcción de su propia estación lunar y comenzar los experimentos un año después.

Nelson, de 79 años, afirmó que debemos estar muy preocupados por la llegada de China a la Luna y dijo que ahora pertenece a la República Popular y que todos los demás deben mantenerse al margen.

Afirmando que el programa espacial chino es un programa espacial «militar», Nelson explicó que la competencia por el polo sur de la Luna es especialmente intensa: los potenciales depósitos de agua allí podrían utilizarse en el futuro para la producción de combustible para cohetes.

Cuando Bild le preguntó qué fines militares podría perseguir China en el espacio, Nelson afirmó que los astronautas chinos están ocupados aprendiendo a destruir los satélites de otros países.

A pesar de que Pekín asegura que su ambicioso programa espacial tiene fines puramente pacíficos, Nelson lleva mucho tiempo siendo un duro crítico de la política espacial china.

En abril acusó a los funcionarios chinos de negarse a colaborar con Estados Unidos en sus operaciones y de ocultar datos importantes. Sin embargo, anteriormente reconoció que la NASA se rige por una ley de 2011 que prohíbe a la agencia colaborar directamente con el gobierno chino o con cualquier organización afiliada a China sin la aprobación explícita del Congreso y de las autoridades federales. Los funcionarios chinos han señalado esa prohibición, denominada Enmienda Wolf, como «desafortunada» y un impedimento para la cooperación directa con la NASA.

Las recientes sanciones impuestas por Occidente a Moscú por su ofensiva militar en Ucrania impulsaron a Rusia a buscar una cooperación aún más profunda con China en el ámbito espacial. A finales de febrero, sólo dos días después del lanzamiento de la «operación militar especial» de Moscú en Ucrania, el jefe de la agencia espacial rusa, Dmitry Rogozin, anunció que Roscosmos dejaría de trabajar en proyectos espaciales conjuntos con Europa y Estados Unidos e iniciaría negociaciones con China sobre la coordinación y el apoyo técnico mutuo de todas las misiones en el espacio profundo.

Mientras tanto, en enero de este año, la Oficina del Inspector General de la NASA advirtió que el tamaño del cuerpo de astronautas de la agencia podría ser demasiado pequeño para satisfacer sus necesidades futuras. El cuerpo, que contaba con 44 astronautas, fue calificado como «uno de los cuadros de astronautas más pequeños de los últimos 20 años», y eso mientras la NASA se prepara para sus misiones de exploración lunar Artemis.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos