5
(4)

( Imagen de portada archivo )

Estados Unidos ha enviado un barco por el norte del Mar de China Meridional, cerca de las disputadas islas Paracel, en una medida condenada por China.

El USS Benfold viajó cerca del archipiélago de más de 100 arrecifes e islas, ocupadas por China y reclamadas por Vietnam y Taiwán, en una «operación de libertad de navegación» que, según Estados Unidos, es necesaria para hacer valer los derechos y libertades que otorga el derecho internacional en las aguas en disputa.

«Las reclamaciones marítimas ilegales y arrolladoras en el Mar de China Meridional suponen una grave amenaza para la libertad de los mares, incluidas las libertades de navegación y sobrevuelo, el libre comercio y la libertad de oportunidades económicas para las naciones litorales del Mar de China Meridional», declaró el miércoles la Séptima Flota estadounidense.

Pekín, que tomó el control de la isla Woody de las Paracels en 1955, reaccionó airadamente a la presencia del destructor estadounidense. La isla Woody es el elemento más destacado de la cadena de islas y China ha construido allí un aeropuerto y otras instalaciones.

«El 13 de julio, el destructor de misiles guiados estadounidense «Benfold» irrumpió ilegalmente en las aguas territoriales chinas de las Paracel, sin la aprobación del gobierno chino», declaró en un comunicado Tian Junli, portavoz del Mando del Teatro Sur del ejército chino.

La maniobra «dañó gravemente la paz y la estabilidad del Mar de China Meridional, y violó gravemente el derecho internacional y las normas de las relaciones internacionales», dijo Tian, según la agencia de noticias Reuters.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos