3.6
(7)

La provincia central china de Jiangxi ha declarado por primera vez la «alerta roja» en el suministro de agua, ya que una prolongada sequía ha secado gran parte del agua del mayor lago del país.

El gobierno provincial informó el viernes de que el nivel de agua del lago Poyang, que suele ser un desagüe del río Yangtze, había descendido de 19,43 metros a 7,1 metros en los últimos tres meses.

El Centro de Vigilancia del Agua de Jiangxi dijo que se espera que el nivel descienda aún más en los próximos días, dada la falta de lluvia.

Las precipitaciones desde julio son un 60% inferiores a las de hace un año, añadió.

Hasta 267 estaciones meteorológicas de toda China registraron temperaturas récord en agosto, y una larga sequía en toda la cuenca del río Yangtze ha dificultado la producción de energía hidroeléctrica y obstaculizado el crecimiento de los cultivos antes de la cosecha de esta temporada.

Aunque las fuertes lluvias han aliviado la sequía en gran parte del suroeste de China, las regiones centrales siguen sufriendo, con condiciones extremadamente secas que se prolongan ya más de 70 días en Jiangxi.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.6 / 5. Recuento de votos: 7

Aun no hay votos