5
(1)

( Imagen de portada archivo )

El gobierno ugandés se encuentra bajo presión para controlar el creciente brote de ébola, después de que la ministra de Sanidad anunciara que seis escolares de la capital, Kampala, han dado positivo en las pruebas del virus.

Ahora se ha confirmado que al menos 15 personas en Kampala están infectadas por el ébola, según una declaración de la ministra de Sanidad, Jane Ruth Aceng, el miércoles, apenas unos días después de que el gobierno insistiera en que no había infecciones en la capital.

Aceng dijo que los niños fueron probablemente infectados por un hombre que viajó desde un distrito afectado por el ébola a Kampala y murió allí.

«Pudimos conseguir este grupo, más otro, gracias a la vigilancia del ministerio en el rastreo de contactos y la gestión de casos sobre el terreno», dijo.

Sin embargo, los expertos en salud han criticado la respuesta del gobierno al brote por considerarla lenta e inepta debido a los fallos logísticos, la desconfianza hacia el Estado y la reticencia a imponer restricciones después de que Uganda soportara uno de los cierres más largos del mundo por el COVID-19.

El gobierno confirmó por primera vez un brote de la cepa sudanesa del virus del ébola el 20 de septiembre en el distrito de Mubende, a 145 km de Kampala. Hasta el miércoles, el virus se había extendido a siete distritos ugandeses en total, infectando a 109 personas y provocando 30 muertes, según Aceng.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Aun no hay votos