4.5
(11)

 El brote de ébola en Kivu del Norte, está empeorando a medida que el número de muertos supera los 1.000. Un número alarmante de casos reportados en los últimos días a través de múltiples puntos de acceso.

La semana pasada, se notificaron 23 casos en un día, el más alto desde el inicio del brote en agosto de 2018. Los principales desafíos de seguridad y la falta de aceptación por parte de la comunidad, continúan obstaculizando los esfuerzos para poner fin al brote.

Lo preocupante es que muchas de estas muertes ocurren dentro de las comunidades, lo que significa que las personas no buscan atención ni tratamiento en los centros de salud. Esto está acelerando la propagación del ébola dentro de las comunidades.

Nicole Fassina, coordinadora de la enfermedad del virus del ébola con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), dijo:

“Nos encontramos en una coyuntura crítica en la que debemos aumentar nuestro apoyo a las comunidades que enfrentan un mayor riesgo de infección, pero los que responden al ébola enfrentan desafíos de seguridad masivos y falta de recursos para la respuesta. Una operación sin recursos crea un riesgo muy real de una propagación internacional del ébola «.

Las actividades de respuesta al ébola son costosas. Los enterramientos seguros y dignos son cruciales para contener el brote. Pero también son costosos, ya que cuestan hasta 500.000 francos suizos por mes, ya que requieren equipo especializado que a menudo no es reutilizable y debe desecharse después de cada enterramiento.

A pesar de los desafíos de seguridad, los voluntarios de la Cruz Roja continúan realizando entierros seguros y dignos en la medida de lo posible. Los voluntarios y otros equipos de entierro han respondido a más de 5.000 solicitudes de entierro seguras y dignas en las provincias de Kivu del Norte e Ituri. Han tenido éxito casi el 80 por ciento de las veces.

“Generar confianza en la comunidad requiere tiempo y recursos, pero hemos visto cómo la inversión se amortiza cuando se trata de la aceptación de equipos de entierro seguros y dignos de la Cruz Roja. «Desde octubre de 2018, el número de entierros seguros y dignos solicitados a las comunidades se ha triplicado, y este tipo de trabajo debe continuar si vamos a combatir esta enfermedad», dijo Nicole Fassina.

.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 11

Aun no hay votos