4.5
(10)

Cientos de bomberos lucharon el sábado para contener los incendios forestales en el sur de Francia cuando una ola de calor sofocante trajo temperaturas récord a partes de Europa, matando al menos a tres personas en Italia. 


En la región de Gard, donde la temperatura más alta registrada en Francia se registró el viernes a 45.9 grados Celsius (114 grados Fahrenheit), decenas de incendios quemaron unas 600 hectáreas (aproximadamente 1,500 acres) de tierra y destruyeron varias casas y vehículos, dijeron servicios de emergencia. 


Más de 700 bomberos y 10 aviones fueron movilizados para enfrentar los incendios en el Gard, algunos de los cuales causaron el cierre temporal de tramos de autopistas. 
Varios bomberos resultaron heridos pero no se reportaron heridos graves.
Los medios franceses dijeron que un hombre había sido arrestado por iniciar incendios deliberadamente en una aldea de Gard. 
Se esperaba que el calor extremo disminuyera el sábado en el sur de Francia, pero los niveles máximos aún se pronosticaban cerca de los 40 grados. 

Un gran incendio forestal en el noreste de España está fuera de control por tercer día consecutivo. 
Varios cientos de bomberos están en llamas en la región de Cataluña el viernes, ya que se pronostica que España soportará el pico de una reciente ola de calor, con temperaturas que superarán los 40 grados Celsius (104 Fahrenheit). 

Las autoridades dicen que las temperaturas más bajas durante la noche permitieron a las cuadrillas frenar el avance del fuego, pero las autoridades dicen que es el peor incendio de la región en dos décadas y que 20,000 hectáreas (50,000 acres) están en riesgo.
Miquel Buch, el ministro de interior regional, está pidiendo a las personas que tengan mucho cuidado en las áreas boscosas. Él dice que los servicios de bomberos están al límite «y no podemos permitir que se propague otro incendio». Unas 500 personas fueron evacuadas a un gimnasio escolar. 
A otros les dijeron que se quedaran adentro. 

France 24 reclamó que Francia, España, Italia, Gran Bretaña y partes de Europa central experimentaron una ola de calor sin precedentes esta semana. 


Los meteorólogos culparon del inusualmente temprano calor del verano a una explosión de aire caliente del norte de África, con Francia registrando su temperatura más alta de 45.9 grados centígrados el viernes. 
El alivio está a la vista a partir hoy domingo.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 10

Aun no hay votos