4.5
(31)

Más de 200 personas evacuadas y numerosas calles y autos cubiertos de lodo y detrito son el saldo, reportado hoy, de las tempestades registradas en la noche al norte de Italia, sobre todo en la región de Lombardía.
Según informaron los bomberos este miércoles, en la provincia de Lecco, en la zona de Casargo, los aludes cubrieron vastas áreas y muchos autos, además de provocar un derrumbe sobre la calle principal de la ciudad que impactó sobre 67 carros.

Señalaron que el deslave provocado por las lluvias intensas del martes por la noche no provocó víctimas, aunque los criadores de ganado bovino y caprino de Casargo continuaban aislados debido al bloqueo de los caminos.

Otra provincia lombarda que sufrió graves daños fue la de Brescia, donde, en el municipio de Ono San Pietro, se cayó un puente sobre algunos coches estacionados; mientras en Ceto se reportaron inundaciones de calles y sótanos.

En el departamento de Bergamo también se registraron inundaciones y un número importante de coches resultaron averiados.

En la ciudad de Milán se activó el estado de alerta con código amarillo y el Centro Operativo Municipal monitorea el estado del clima en el territorio.

En la región de Veneto, sobre todo en la provincia de Belluno, debido a un alud de lodo y detritos, fue decretado hasta mañana el estado de alerta hidrogeológica por posibles tormentas de fuerte intensidad.

La ciudad de Bolzano, en la provincia autónoma del mismo nombre, fue azotada por granizo de hasta dos centímetros de diámetro y ráfagas que alcanzaron los 72 km/h.

En la madrugada de ayer, durante 20 minutos, en esa zona se registraron 500 rayos y cayeron 27 milímetros de lluvia que ocasionaron inundaciones de decenas de sótanos y garajes, siendo considerada la tormenta más fuerte desde el 24 de junio de 2008.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 31

Aun no hay votos