Un virus porcino mortal se está extendiendo aún más en Europa Oriental a medida que la región lucha por contener un duradero brote de la enfermedad.

Serbia reportó sus primeros casos sospechosos de peste porcina africana, solo semanas después de que Eslovaquia anunciara que había encontrado la enfermedad en un rebaño de traspatio.

También ha habido un «marcado aumento» en los casos reportados en granjas porcinas en naciones ya afectadas, que incluye a Rumania, Polonia y Bulgaria,según datos compilados por el Gobierno de Reino Unido.

Europa del Este ha estado luchando por controlar el virus desde que se propagó por primera vez desde Rusia en 2014. Si bien los países más afectados de la región no son los principales productores de carne de cerdo, estos permanecen muy cerca de los principales exportadores del oeste.

La peste porcina africana se ha convertido en el centro de atención mundial, ya que China —que alberga a la mitad de los cerdos del mundo— y otras naciones asiáticas perdieron millones de cerdos por brotes que comenzaron hace un año.

«La situación del brote en los estados miembros orientales sigue siendo apremiante», señalaron analistas de Rabobank en un informe de julio. Los riesgos de propagación de la enfermedad han incitado el «pesimismo» entre los productores del norte de Europa y disuadido el crecimiento del rebaño.

Europa Occidental se ha mantenido en gran medida libre de la enfermedad, aparte de las detecciones del virus en jabalíes en Bélgica desde 2018.

Esto ayudó a la región a mantenerse como un exportador importante para abastecer la creciente escasez mundial de carne porcina, con envíos de la Unión Europea a China que han repuntado un 43 por ciento este año hasta mayo.

Aun así, los importadores vigilan el problema desde cerca. Aunque Alemania, uno de los principales productores europeos, está libre del virus, Filipinasrecientemente prohibió su carne de cerdo, al afirmar que un envío se mezcló con el suministro polaco.

Rumanía ha informado 746 brotes en más de la mitad del país, en comparación con los 581 registrados a principios de agosto, según su agencia veterinaria. Los hallazgos recientes en Polonia, el cuarto mayor productor de carne de cerdo de la UE, incluyen una granja de 9 mil 400 cerdos, según el último informe de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

Serbia ha sacrificado unas pocas docenas de cerdos en la parte central del país después de encontrar casos sospechosos y está a la espera de los resultados de las pruebas de laboratorio esta semana, según un portavoz del Ministerio de Agricultura.

En Bulgaria se han registrado seis casos recientes en granjas industriales y cerca de 126 mil cerdos serán sacrificados en el país, según datos de la agencia alimentaria estatal.

via el financiero /

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Comenta con Facebook