Un paleontólogo aficionado halló huesos fosilizados del Crossvallia waiparensis en 2018. El animal, apodado pingüino monstruo por el Museo de Canterbury, medía alrededor de 1,6 m de alto.

Un equipo de arqueólogos encontró en Nueva Zelanda huesos de un pingüino que medía 160 centímetros de altura, equivalente al tamaño promedio de una persona.

La nueva especie fue bautizada Crossvallia waiparensis por el grupo de científicos, quienes informaron de su inusual hallazgo en la revista Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology.

Los paleontólogos estiman que los representantes de los pingüinos gigantescos vivieron en la época del Paleoceno (entre 66 y 55 millones de años atrás) en los territorios de la actual Nueva Zelanda y Antártida.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

Comenta con Facebook