Los efectos potenciales de la presencia de plástico en las precipitaciones para la salud de seres vivos son todavía una inquietante interrogante.

El plástico era lo más alejado de la mente de Gregory Wetherbee cuando comenzó a analizar muestras de agua de lluvia recolectadas en las Montañas Rocosas. «Creo que esperaba ver principalmente partículas de suelo y minerales», dijo el investigador del Servicio Geológico de los Estados Unidos. En cambio, encontró fibras de plástico microscópicas multicolores.

El descubrimiento, publicado en un estudio reciente (pdf) titulado «Está lloviendo plástico», plantea nuevas preguntas sobre la cantidad de desechos plásticos que impregnan el aire, el agua y el suelo prácticamente en todas partes de la Tierra.

«Creo que el resultado más importante que podemos compartir con el público estadounidense es que hay más plástico por ahí de lo que parece», dijo Wetherbee. “Está bajo la lluvia, está en la nieve. Es parte de nuestro entorno ahora «.

Las muestras de agua de lluvia recolectadas en Colorado y analizadas bajo un microscopio contenían un arco iris de fibras plásticas, así como cuentas y fragmentos. Los hallazgos conmocionaron a Wetherbee, que había estado recolectando las muestras para estudiar la contaminación por nitrógeno.

Según detalla el estudio titulado ‘Está lloviendo plástico’, el plástico fue detectado en el 90 % de las muestras tomadas tanto cerca de asentamientos humanos como en lugares remotos —por ejemplo, en las montañas de 3.159 metros de altura sobre el nivel del mar—, lo que significa que la contaminación no solo se localiza en área urbanas.

«Creo que el resultado más importante que podemos compartir con el público estadounidense es que hay más plástico del que se ve a simple vista. Está en la lluvia, está en la nieve. Ahora es parte de nuestro entorno«, comentó Wetherbee.

via RT /theguardian

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: