La organización Save Elephant Foundation publicó hace dos días unas desgarradoras imágenes de Tikiri Tikiiri. En las fotografías se podía ver que la elefanta de 70 años estaba desnutrida porqué se le marcaban las costillas a través de la piel. A pesar de su deplorable estado, el animal fue obligada a trabajar, junto a 60 elefantes más, en el Festival de Perahera en Sri Lanka.

Durante este evento religioso Tikiri tuvo que recorrer grandes recorridos durante 10 días consecutivos. Después de este titánico esfuerzo el cuerpo de Tikiri ha dicho “basta”.

Save Elephant Foundation ha publicado hoy la desoladora imagen de Tikiri tumbada en el suelo incapaz de tenerse en pie.

“Por favor rezad por ella. Es demasiado agotador para ella caminar y trabajar. El día que la conocimos, el veterinario dijo que era fuerte y era bueno para ella caminar. Algunas personas son ciegas de corazón y se preocupan poco por los otros. Esta pobre vieja ha caído y todo el mundo puede verla. No podemos dejarlo en silencio. Es hora de ponerse de pie y tomar medidas para proteger a los otros elefantes que aún sufren y están esperando nuestra voz. Es hora de acabar con el uso de animales en ceremonias”,

Durante este desfile, los animales caminan encadenados para que marquen el paso despacio siguiendo las comparsas, bailes y espectáculos nocturno que conforman el desfile en las calles de la ciudad de Kandy. Los elefantes lo hacen ataviados con ropas brillantes, máscaras y luces.

Durante este desfile, los animales caminan encadenados para que marquen el paso despacio siguiendo las comparsas, bailes y espectáculos nocturno que conforman el desfile en las calles de la ciudad de Kandy. Los elefantes lo hacen ataviados con ropas brillantes, máscaras y luces.

Texto la vanguardia/

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: