4.4
(42)

No todos los animales pueden escapar cuando el fuego se propaga a través del bosque. En Bolivia, es probable que millones de animales hayan muerto como resultado de los furiosos incendios forestales que siguen ardiendo en toda la región, incluida la Amazonia.

Más de 2,3 millones de animales perecieron en incendios en bosques y pastizales protegidos, como las sabanas tropicales de la región de Chiquitania, en el oriente boliviano, informaron científicos a AFP.

Los casi 34.000 incendios que han asolado Bolivia -75 por ciento más altos que el año pasado, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil- se deben a que los agricultores desbrozan tierras para sus cultivos, así como a los largos períodos de sequía, dijo a Earther Sergio Vásquez, gerente de respuesta a desastres de Protección Mundial de Animales.

«Desde mi punto de vista, esta emergencia es la más grande en Bolivia», escribió Vásquez en una declaración por correo electrónico.

La situación en Bolivia no es muy diferente de lo que está sucediendo en la Amazonía brasileña, aunque Brasil ha recibido mucha más atención. En Brasil, estos incendios están poniendo en peligro a las innumerables especies que habitan la Amazonia. Pero el costo es cada vez más claro en Bolivia.

Vásquez dijo que muchos de los animales más grandes tienen una mejor oportunidad de escapar de los incendios. Aún así, eso no significa que todos puedan salir con vida: Se cree que unos 500 jaguares están muertos o sin hogar en Brasil y Bolivia, según Panthera, una organización mundial de conservación que monitorea estos animales.

Es un número enorme para estos grandes felinos, que ya se enfrentan a la amenaza de la pérdida de hábitat y la caza furtiva. Pero los 500 jaguares constituyen sólo una pequeña porción de los 2 millones de animales que probablemente han muerto o han sufrido la pérdida de hábitat.

Entre los animales que probablemente murieron en las llamas están los ocelotes, las ranas y los osos hormigueros. Las criaturas más lentas y más pequeñas, los insectos y los reptiles, son los que están en mayor riesgo. Incluso mamíferos como perezosos y armadillos han sido amenazados por el fuego, pero pueden excavar bajo tierra para sobrevivir.

Es difícil saber exactamente cómo se compara el número de muertos este año con los anteriores. Panthera, por ejemplo, no rastreó los jaguares perdidos por los incendios del año pasado. Sin embargo, el número de incendios este año en comparación con años anteriores ha aumentado.

La situación se ha vuelto tan mala para los animales salvajes que los investigadores incluso han creado un refugio temporal para animales y un hospital para aquellos que sobreviven a las llamas, según National Geographic.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.4 / 5. Recuento de votos: 42

Aun no hay votos