3.4
(30)

LA TEMPORADA DE HURACÁN 2019 está casi terminada, pero las tormentas siguen azotando los océanos de todo el mundo y amenazan con intensificarse hasta niveles peligrosos.

Actualmente hay una depresión tropical activa girando a través del Océano Atlántico. La tormenta es la depresión tropical quince y tiene velocidades de viento actuales de 35 mph. No representa una amenaza, pero las agencias meteorológicas están rastreando actualmente otros cinco sistemas tropicales que se consideran susceptibles de convertirse en una tormenta peligrosas .

Océano Atlántico


Actualmente existe un sistema tropical que está siendo monitoreado en el área del Océano Atlántico por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La primera de estas perturbaciones que se están monitoreando es una depresión de baja presión que está produciendo una pequeña área de lluvias y tormentas sobre el sur de la península de Yucatán, Belice y el norte de Guatemala.

Se espera que esta perturbación y otro sistema tropical sobre el Océano Pacífico oriental produzcan fuertes lluvias en una gran parte de América Central durante los próximos días, lo que podría causar inundaciones y deslizamientos de lodo, especialmente en las zonas montañosas.

A última hora del miércoles, se pronostica que la perturbación emergerá sobre la Bahía de Campeche y gradualmente girará hacia el norte.

Las condiciones podrían ser un poco más propicias para un cierto desarrollo hacia el final de la semana, cuando el sistema esté ubicado sobre el oeste del Golfo de México.

La probabilidad de formación permanece relativamente baja, cerca del 20 por ciento en las próximas 48 horas y del 40 por ciento en los próximos cinco días

Océano Pacífico Norte


Las autoridades están monitoreando un área de convección ubicada cerca de la latitud 16.6 norte, longitud 133.8 este que está aproximadamente a 640 millas náuticas al noreste de Manila, Filipinas.

Las imágenes satelitales muestran una convección profunda en antorcha sobre el semicírculo norte de un amplio centro de circulación de bajo nivel.

No hay una forma definida sobre el cuadrante noroeste, pero no hay evidencia de una circulación cerrada en el ambiente con baja cizalladura del viento y un flujo justo hacia el polo.

Los modelos indican una pista hacia el oeste, hacia el noroeste, hacia Luzón, con una lenta intensificación debido a la presencia de un extenso flujo de oleaje al noreste hacia el oeste.

Podría convertirse en un ciclón tropical en las próximas 24 horas.

Un mapa del mundo que muestra todas las perturbaciones tropicales activas en todo el mundo (Imagen: CICLOCANA)
Un mapa que muestra las perturbaciones tropicales activas en el Océano Atlántico (Imagen: NOAA)

Océano Pacífico Oriental


En otras partes del Océano Pacífico oriental, existen actualmente dos perturbaciones tropicales que están siendo monitoreadas por la NOAA.

La primera es una depresión tropical que ha degenerado en una depresión.

La velocidad actual del viento de la tormenta se registra como 30 millas por hora y se encuentra aproximadamente a 90 millas al norte de las Islas de Cabo Verde.

El segundo sistema que gira a través del Pacífico oriental es una gran área de lluvias desorganizadas y tormentas eléctricas centradas a unas 1200 millas al suroeste de la punta sur de la península de Baja California.

El sistema está asociado a un canal superficial de baja presión.

Un cierto desarrollo de este sistema es posible durante los próximos días, mientras que el sistema se mueve poco.

El Centro Nacional de Huracanes predice que la probabilidad de formación a través de 48 horus es de cerca del 10 por ciento, mientras que la probabilidad de formación a través de cinco días es del 40 por ciento.

Un mapa que revela los sistemas que se mueven a través del Océano Pacífico (Imagen: NOAA)

Fiji
Hay una perturbación tropical localizada cerca de la latitud 11.7 sur, longitud 176.8 este.

El sistema es muy lento.

La convección se ha debilitado con el centro expuesto y la organización ha sido deficiente.

Actualmente se encuentra en un entorno de cizallamiento moderado y existe una zona de alto cizallamiento que se encuentra al sur con aire seco.

Los modelos globales han recogido el sistema y lo mantienen lento hacia el oeste sin intensificarse.

La probabilidad de que el sistema se convierta en un ciclón tropical en las próximas 24 ó 47 horas es muy baja.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.4 / 5. Recuento de votos: 30

Aun no hay votos