4
(7)

Factores como el cambio climático y una mayor pobreza podrían hacer que un brote sea más probable

La enfermedad del virus del Ébola (EVD) es una infección mortal que es altamente contagiosa. Ha costado miles de vidas a lo largo de la historia, con una serie de brotes que se han producido principalmente en África Occidental. En el peor brote, entre 2014 y 2016, hubo 28.616 casos de EVD, de los cuales 11.310 murieron en el continente. En el extranjero, hubo 36 casos y 15 muertes.

Los brotes de Ébola podrían tener patrones y ser capaces de predecir dónde podría atacar el Ébola a continuación, lo que ayudaría a salvar miles de vidas. Predecir dónde puede subir ahora podría ser más fácil, gracias a un nuevo modelo informático de los investigadores del University College London.

El análisis utilizando un modelo matemático muestra que varios países de África, incluida Nigeria, podrían estar en riesgo de brotes de Ébola tanto en la actualidad como en el futuro, a pesar de no haber experimentado ningún caso conocido hasta la fecha. Crédito de la imagen: University College London

El nuevo modelo informático puede rastrear cómo los cambios en las sociedades humanas y el medio ambiente pueden afectar la propagación del virus del Ébola. De hecho, el modelo informático predijo que para 2070, los brotes de Ébola podrían ser mucho más probables si el calentamiento global persiste.

El Ébola es una enfermedad rara pero mortal. No hay cura, y en la actualidad, todavía no hay una vacuna aprobada. Sin embargo, hay vacunas experimentales que se están probando contra la enfermedad. Casi la mitad de los pacientes afectados por el virus del Ébola corren el riesgo de morir a causa de la enfermedad. Hoy en día, hay un brote actual en la República Democrática del Congo, lo que lleva a los científicos a formular nuevas vacunas y nuevas terapias para reducir la mortalidad relacionada con la infección.

El modelo predice futuros brotes
Publicado en la revista Nature Communications, el estudio muestra cómo el equipo desarrolló métodos de modelización que capturan elementos de factores ecológicos, socioeconómicos y epidemiológicos para predecir el riesgo de la enfermedad del virus del Ébola (EVD) a través del espacio y el tiempo.

Los investigadores informan que los resultados de sus modelos coinciden con los patrones de brotes observados anteriormente, lo que indica que los brotes futuros son inminentes en África occidental y central. Diseñado por los propios investigadores, el modelo computarizado captura el impacto climático, los factores de la población humana y los factores de uso de la tierra que contribuyen al riesgo de brotes de Ébola. Los resultados del estudio muestran que los brotes de Ébola son 1,6 veces más probables en escenarios con temperaturas elevadas y un desarrollo socioeconómico más lento.
«Es vital que comprendamos las complejidades que causan que las enfermedades transmitidas por los animales se extiendan a los seres humanos, para predecir con precisión los brotes y ayudar a salvar vidas. En nuestros modelos, hemos incluido más información sobre los animales que portan el Ébola y, al hacerlo, podemos explicar mejor cómo los cambios en el clima, el uso de la tierra o las sociedades humanas pueden afectar la salud humana», dijo el Dr. David Redding de la UCL Genetics, Evolution & Environment.

El nuevo modelo puede ayudar a los gobiernos y a los organismos de salud a actuar con rapidez incluso antes de que se produzca el brote. Pueden tomar medidas en las fronteras de los países donde los viajeros infectados pueden propagar el virus, o incluso ayudar a llevar a cabo vacunaciones masivas en el futuro. El modelo también podría ayudar a abordar otras enfermedades en el futuro.

También puede ayudar a predecir otros patrones de enfermedad, especialmente los que se propagan por los animales. Estudios previos han encontrado que la propagación de enfermedades por los animales se hará más frecuente debido al cambio climático y a la crisis, lo que hará que más personas se enfermen. Debido a que aproximadamente dos tercios de las infecciones humanas comienzan con animales e insectos, como los mosquitos, este modelo puede ser de gran ayuda.

«Es importante destacar que nuestro modelo es lo suficientemente flexible como para permitirnos predecir brotes de Ébola en versiones alternativas y simuladas del mundo. Por ejemplo, examinamos un conjunto de entornos futuros plausibles y mostramos diferencias marcadas en la forma en que el Ébola responde a los mejores y peores escenarios de cambio climático y alivio de la pobreza en el futuro», dijo Kate Jones, profesora de Genética, Evolución y Medio Ambiente de la UCL y del Instituto de Zoología de ZSL.

¿Qué es la enfermedad del virus del Ébola (EVD)?


La enfermedad del virus del Ébola (EVD), antes conocida como fiebre hemorrágica del Ébola, es una enfermedad rara pero mortal. El virus puede propagarse de los animales salvajes a las personas, y de los humanos a los humanos. La tasa de mortalidad de la enfermedad del virus Ébola es del 50 por ciento.
No existe cura para la EVD, pero se llevan a cabo medidas terapéuticas para aliviar los síntomas y prevenir complicaciones. La única manera de controlar la infección es mediante la prevención de la transmisión del virus.

Fue identificado por primera vez en 1976 cerca del río Ébola en la República Democrática del Congo. Desde entonces, el virus ha estado infectando a las personas a través de brotes de vez en cuando. Hoy en día, varios organismos y expertos en salud están formulando vacunas con la esperanza de frenar la propagación de la enfermedad mortal.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4 / 5. Recuento de votos: 7

Aun no hay votos