El Popocatépetl, uno de los volcanes más activos de México, pudo causar un polvo de ceniza en el borde sur de la Ciudad de México después de una mayor actividad.

«En las últimas 24 horas, a través de los sistemas de monitoreo del volcán Popocatépetl, se identificaron 64 eventos de larga duración, acompañados de vapor, gas y a veces pequeñas cantidades de cenizas, los más importantes fueron presentados[el sábado]», según el Centro de Prevención de Desastres de México (CENAPRED).

El CENAPRED ha puesto especial énfasis en no acercarse al volcán ya que la calma actual es sólo aparente y en cualquier momento pueden volver a ocurrir explosiones.

«La gente NO DEBE acercarse al volcán, especialmente al cráter, debido al peligro causado por los fragmentos balísticos y en caso de lluvias torrenciales salen de los fondos de los barrancos debido al peligro de deslizamientos y flujos de escombros», dijo CENAPRED.

En caso de caída de ceniza, CENAPRED informa que usted debe cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo o una máscara facial, limpiarse los ojos y la garganta con agua pura, evitar los lentes de contacto para reducir la irritación de los ojos, cerrar las ventanas o taparlas, y permanecer en el interior tanto como sea posible.

«En cuanto a la calidad del aire, parece que el viento generalmente estará fuera del este hasta temprano el domingo, lo que mantendría la ceniza lejos de Puebla y al sur de la Ciudad de México», dijo el meteorólogo de AccuWeather Adam Douty.

«Para el domingo por la tarde o por la noche, el viento puede moverse hacia el sureste. Esto podría causar que el penacho de ceniza se mueva más cerca de la Ciudad de México, por lo que podríamos ver alguna reducción en la calidad del aire a principios de la semana, suponiendo que la erupción continúe», aseguró Douty.

Douty dijo que esto también podría afectar los viajes aéreos si las cenizas terminan atravesando la Ciudad de México.

«En cuanto al clima, el lunes, hay una pequeña posibilidad de tormentas por la tarde. Las posibilidades de lluvia aumentan el martes», dijo Douty.

El volcán, que se encuentra en el centro de México, permaneció inactivo durante décadas hasta una erupción en 1994. Desde entonces, sus estruendos se han convertido en parte de la vida diaria de los residentes.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: