El volcán YELLOWSTONE está creando lentamente una nueva área térmica bajo la superficie a medida que la región muestra más evidencia de que aún está muy viva.

Los científicos han estado analizando imágenes satelitales de Yellowstone para descubrir un nuevo respiradero térmico que se cuece bajo la superficie. La nueva chimenea térmica se está formando tan profundamente en el bosque que los expertos tuvieron que sobrevolarla en helicóptero para analizar la situación. Los respiraderos térmicos se forman cuando el calor extremo del magma fundido afecta las aguas subterráneas, creando vapor que necesita escapar.

El Servicio de Parques Nacionales dijo: «El sistema hidrotérmico del parque es la expresión visible del inmenso volcán Yellowstone; no existiría sin el cuerpo de magma parcialmente fundido que libera un calor tremendo.

El área de Yellowstone en 2006 (Imagen: USGS)

«El sistema también requiere agua, como el agua subterránea de las montañas que rodean la meseta de Yellowstone.»

El Dr. Mike Poland, científico a cargo del Observatorio de Volcanes de Yellowstone, dijo: «Esta es una nueva área termal que aún se está desarrollando.»

Cuando el Dr. Poland y sus colegas analizaron las imágenes satelitales, se dieron cuenta de la existencia de una región de árboles muertos y de una falta de flora que había sido eliminada por el calor y los productos químicos en ebullición.

Él dijo: «Se pueden ver lugares donde los árboles han caído y la parte inferior del árbol que miraba hacia el suelo estaba un poco quemada.»

Tras el descubrimiento, los científicos viajaron en helicóptero hasta el lugar y caminaron por una zona que puede no haber sido tocada por los humanos durante siglos.

El Dr. Poland dijo: «Fue muy bonito. Sentí una emoción, pero también una especie de maravilla que estemos aquí en este nuevo lugar que realmente no ha sido descrito, al menos por la gente en el terreno.

El área de Yellowstone en 2017 (Imagen: USGS)

«Tienes la sensación de que esto es nuevo, y te preguntas qué pensaron algunos de los primeros exploradores o nativos americanos cuando vieron estos lugares por primera vez.»

Afortunadamente para los Estados Unidos, la formación de un nuevo respiradero térmico no es evidencia de que el volcán masivo pueda estar a punto de entrar en erupción.

El súper volcán de Yellowstone, ubicado en el estado estadounidense de Wyoming, estalló por última vez a gran escala hace 640.000 años.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), la probabilidad de una erupción de Yellowstone es de una en 730.000.

Con 640.000 años transcurridos desde la última gran erupción, Yellowstone está a punto de explotar, pero aún podría estar a miles de años de distancia.

Pero cuando finalmente estalle, las consecuencias podrían ser globales.

El USGS dijo: «Una erupción tan gigantesca tendría efectos regionales como la caída de cenizas y cambios a corto plazo (de años a décadas) en el clima global.»

Una supererupción también afectaría el paisaje del planeta. El USGS continuó: «Tales erupciones usualmente forman calderas, amplias depresiones volcánicas creadas cuando la superficie del suelo colapsa como resultado de la retirada de roca parcialmente fundida (magma).»

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: