4.8
(8)

Por lo menos 36 personas murieron después de que los trabajadores de la construcción y sus familias quedaron atrapados bajo el edificio derrumbado.

Al menos 36 personas murieron y 23 resultaron heridas después de que se derrumbara un edificio de huéspedes en construcción en Camboya, atrapando a los trabajadores y sus familias bajo los escombros, dijeron las autoridades el domingo.

El edificio de hormigón de siete pisos se derrumbó el viernes en la ciudad costera de Kep, a unos 160 kilómetros (100 millas) al suroeste de la capital Phnom Penh, el último derrumbe que ha afectado a la floreciente industria de la construcción del país.

Sou Chhlonh, vicepresidente de la Federación Sindical de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Camboya (BWTUC), que se encuentra en Kep, dijo que una combinación de aplicación laxa de la ley, corrupción y trabajadores que viven en el sitio en lugar de en alojamientos separados contribuyó al alto número de muertes.

Según el estudio del BWTUC sobre el sitio, 59 personas vivían allí, incluyendo niños.

«Seis o siete niños que permanecieron en el edificio murieron», dijo Chhlonh. «Una mujer embarazada murió, y un bebé de tal vez entre tres y siete meses murió con la madre».

Las regulaciones laxas
Se estima que hay unos 200.000 trabajadores de la construcción en Camboya, la mayoría de ellos no cualificados, que dependen del salario diario y que no tienen protección sindical, según la Organización Internacional del Trabajo.

Los defensores de los trabajadores señalan que los bajos estándares en las obras de construcción aumentan el riesgo de accidentes.

A menudo se puede ver a los trabajadores sin camisa, trabajando con poco equipo de protección y durmiendo dentro de edificios parcialmente terminados.

Chhlonh de la BWTUC dijo que el edificio había recibido la aprobación para cinco pisos, pero que en su lugar se construyeron siete.

«Por eso la calidad del edificio no es buena», dijo. «La ley [de permisos] dice que sólo cinco pisos, ¿por qué permitieron dos más? No tiene sentido».

El gobernador de Kep, Ken Satha, dijo que los propietarios del edificio, una pareja camboyana, habían sido detenidos para ser interrogados mientras el primer ministro Hun Sen defendía la respuesta del gobierno y decía que ningún funcionario de la provincia de Kep sería despedido.

«Los derrumbes de edificios no sólo ocurren en Camboya… ocurren en otros lugares… incluso en Estados Unidos», dijo Hun Sen en una sesión informativa.

El trabajador Ei Kosal dijo a AFP el sábado que él, su esposa y otras dos mujeres estaban comiendo en el lugar cuando la estructura se derrumbó.

Sus dos compañeros fueron aplastados e inmediatamente asesinados.

«No esperaba sobrevivir… es como si acabara de renacer», dijo Kosal mientras se recuperaba en el hospital.

En junio, casi 30 personas murieron después del colapso de un edificio en construcción en Sihanoukville, una ciudad costera que se está transformando con la afluencia de dinero chino.

Después de ese desastre, el gobierno había presionado para mejorar la regulación del sector de la construcción, pero Chhlonh dijo que la implementación de la ley era laxa.

El mes pasado, al menos tres trabajadores murieron y más de una docena resultaron gravemente heridos después de que se derrumbara un comedor en construcción en un templo de la ciudad turística de Siem Reap.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 8

Aun no hay votos