3.9
(9)

Grandes inundaciones golpearon partes de Israel después de los días de fuertes lluvias del 4 y 5 de enero de 2020, cobrándose al menos cuatro vidas. Las lluvias fueron tan intensas que la ciudad de Tel Aviv recibió el 20% de sus precipitaciones anuales en sólo dos horas.

Dos personas murieron después de que las lluvias inundaran un ascensor en la zona sur de la ciudad. Los rescatistas de emergencia utilizaron equipo de buceo para intentar rescatar al hombre y la mujer atrapados en el nivel del garaje del sótano. El ascensor se bloqueó automáticamente debido a una aparente falta de electricidad. Los rescatistas dijeron que el hombre murió en el lugar, mientras que la mujer sucumbió más tarde a la hipotermia en el hospital.

Otra víctima murió después de que las inundaciones repentinas arrastraran su vehículo en Binyamina, en el distrito de Haifa.

La cuarta víctima mortal fue hallada cerca de Givat Nili, que murió de manera similar. La policía israelí lo confirmó en la mañana del lunes 6 de enero. Se informó de que la víctima había desaparecido el domingo por la tarde cuando él y su hijo viajaban a Givat Nili. Los funcionarios dijeron que el hijo de la víctima, por otra parte, fue rescatado con éxito.

La policía israelí ha cerrado varias carreteras en las zonas afectadas.

«Durante el día, un sistema de tormentas invernales asoló la mayoría de las zonas del país, en particular Tel Aviv», declaró la policía israelí. «Se recibieron miles de llamadas y cientos de agentes de policía durante todo el día prestaron asistencia a los civiles», añadieron.

Según el gobierno de Tel Aviv, el 4 de enero cayeron 74 mm de lluvia en la ciudad. Esto es el 20% de la lluvia anual.

Mientras el aguacero continuaba hasta el domingo, los servicios de bomberos y de rescate fueron llamados a rescatar a docenas de personas atrapadas en casas, vehículos y carreteras inundadas, particularmente en Balfouria, Kiryat Tivon y Nahariya. Las autoridades aconsejaron a los residentes que permanecieran en sus casas.

«En Israel, en general, los casos de inundaciones son cada vez más frecuentes», dijo Gilad Sapir, director del departamento de hidrología de DHV que pertenece a la empresa de consultoría y gestión AVIV AMCG.

«La razón principal es que nuestras ciudades han crecido, y una ciudad urbana crea por naturaleza un mayor flujo [de agua de lluvia] que en los espacios abiertos». Los sistemas de tuberías, especialmente los más antiguos, se construyeron para las ciudades de la época, y hoy en día no son suficientes».

Además, explicó que hay un límite en cuanto a la cantidad de tuberías de drenaje central que se pueden ampliar, ya que también existen otras infraestructuras bajo las calles de Tel Aviv.

«Otro problema del país es que no hay normas de construcción de ciudades», señaló Sapir. «Cada plan [de construcción] puede hacer más o menos lo que quiera».

«La infraestructura de drenaje es, con diferencia, la infraestructura urbana más cara. En Tel Aviv, la infraestructura de drenaje tiene un valor de 1.000 millones de NIS (287.739.200 dólares). No es la cantidad que han invertido, claro está, sino la que hay que invertir para llegar al lugar donde nos gustaría estar. Este proyecto puede durar décadas».

Explicó además que las infraestructuras actuales funcionan a la capacidad para la que fueron construidas, diciendo que no puede manejar una situación como la del fuerte aguacero del sábado.

El primer ministro Benjamín Netanyahu publicó en Twitter su respuesta a la tragedia.

«Estoy consternado por la trágica muerte de Eran Herrnstadt y Ali Agbaria y deseo participar en el dolor de las familias. Insto a los ciudadanos de Israel a que permanezcan vigilantes y actúen con cautela. Quiero reforzar las fuerzas de rescate y los voluntarios para las operaciones de detección», dijo.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.9 / 5. Recuento de votos: 9

Aun no hay votos