3.6
(18)

Días después de que un terremoto de magnitud 6.4 sacudiera a Puerto Rico, seguido de cientos de réplicas, la magnitud total de los daños sólo está empezando a notarse.

Los científicos de la NASA están utilizando datos de satélites para ayudar a las agencias federales y locales a identificar las áreas con daños potenciales. Los terremotos causan cambios permanentes en la superficie del suelo. Al comparar los datos del radar de apertura sintética interferométrica (InSAR), adquiridos el 9 de enero de 2020, con los datos adquiridos el 28 de diciembre de 2019 del satélite Copernicus Sentinel-1A, los científicos pudieron hacer un mapa de dónde, cuánto y en qué dirección ocurrieron esos cambios.

Administrado por la Agencia Espacial Europea (ESA), el satélite Copernicus Sentinel-1A pudo ver los dos tercios orientales de la isla durante el sobrevuelo del 9 de enero. En el mapa, el rojo indica las áreas donde el suelo cambió, o se desplazó, con tonos más oscuros que corresponden a un desplazamiento más significativo. Los científicos encontraron que el mayor desplazamiento del área de sobrevuelo ocurrió al oeste de la ciudad de Ponce (identificada por la estrella verde), no lejos del epicentro offshore del terremoto. Registraron hasta 5.5 pulgadas (14 centímetros) de cambio de terreno allí. El suelo parecía moverse hacia abajo y ligeramente hacia el oeste.

El epicentro del terremoto y el grupo de terremotos y réplicas en la región identificada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (mostrados como círculos naranja) caen justo al oeste de la pista del satélite del 9 de enero. Debido a esto, los científicos también planean analizar los datos del próximo sobrevuelo del Sentinel-1A el 14 de enero, que incluirá el oeste de Puerto Rico.

El Programa de Desastres de Ciencias Aplicadas a la Tierra de la NASA ha activado la respuesta de Nivel 1 en apoyo a este desastre y está en contacto con la Agencia Federal de Manejo de Emergencias, el Servicio Geológico de los Estados Unidos y el Servicio de Salud y Servicios Humanos (HHS) para proporcionar datos de observación de la Tierra de la NASA en apoyo a los esfuerzos de respuesta y recuperación. Los productos en proceso de producción incluyen mapas de apagones «Black Marble» basados en Suomi-NPP, mapas de daños y mapas de deslizamientos de tierra. También se ha creado una página web en el Portal de Cartografía de Desastres de la NASA para suministrar productos de datos SIG pertinentes.

El mapa contiene datos modificados del Copernicus Sentinel procesados por la ESA y analizados por científicos del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, y datos de localización de terremotos del USGS.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.6 / 5. Recuento de votos: 18

Aun no hay votos