Una pandemia GLOBAL es «inevitable», con un virus altamente infeccioso, transmitido por el aire -probablemente una nueva cepa de gripe- que seguramente atacará tarde o temprano, ha advertido la Organización Mundial de la Salud.

Mientras tanto, otras enfermedades transmitidas por vectores como el Zika, el paludismo y el dengue también plantean graves riesgos en los albores de una nueva década. La OMS ha expuesto las dificultades que afronta la comunidad sanitaria internacional en un nuevo informe titulado Desafíos sanitarios urgentes para la próxima década.

Y el organismo de control de la salud mundial advierte que la falta de preparación adecuada deja al mundo vulnerable ante la próxima gran enfermedad en espera de ser atacada, a veces denominada Enfermedad X.

El informe afirma: «Cada año, el mundo gasta mucho más en responder a los brotes de enfermedades, desastres naturales y otras emergencias sanitarias que en prepararse y prevenirlos».

Una nueva cepa de gripe a la que la mayoría de las personas carecen de inmunidad representa el riesgo más grave, según el informe.

Añade: «No se trata de si atacará otra pandemia, sino de cuándo y cuándo la atacará se extenderá rápidamente, amenazando potencialmente millones de vidas.

«Mientras tanto, las enfermedades transmitidas por vectores como el dengue, la malaria, el Zika, el chikungunya y la fiebre amarilla se están propagando a medida que las poblaciones de mosquitos se desplazan a nuevas zonas, avivadas por el cambio climático».

El reciente brote del nuevo coronavirus en la provincia china de Wuhan ha subrayado el riesgo que suponen futuras enfermedades hasta ahora no identificadas y el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, dijo que la inversión en sólidos sistemas de salud pública representaba la mejor defensa contra las emergencias sanitarias.

Me lo explicó: «La planificación anticipada y las estrategias de preparación son claves para mitigar el impacto de los brotes de enfermedades, pandemias y otras emergencias sanitarias».

No obstante, el Sr. Jasarevic señaló que sigue habiendo importantes lagunas en la capacidad de muchos países para detectar y responder rápidamente a los brotes de enfermedades y epidemias.

Añadió: «La OMS encabeza la coordinación de los gobiernos y los asociados sanitarios para fortalecer las capacidades mundiales, regionales y nacionales de preparación para las emergencias sanitarias».

La OMS trabaja con los Estados Miembros para desarrollar redes integradas de alerta y respuesta para fortalecer las capacidades de respuesta antes de que se produzca una crisis, a fin de garantizar una acción rápida y coordinada en las emergencias».

El Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS cuenta con un personal dedicado de más de 1.000 expertos en emergencias en todo el mundo, encargados de trabajar en las emergencias sanitarias.

El Sr. Jasarevic añadió: «La detección y verificación rápidas de posibles emergencias sanitarias es esencial para salvar vidas.

El Sistema de Alerta Temprana, Alerta y Respuesta (EWARS) de la OMS proporciona una vigilancia mundial permanente de los brotes de enfermedades y recoge un promedio de 7.500 señales de amenazas a la salud pública cada mes.

«De estas, unas 10 señales cada mes dan lugar a una evaluación rápida de riesgos formal.

«La Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN) se basa en la colaboración de más de 250 instituciones y garantiza el despliegue de conocimientos técnicos y habilidades en las zonas afectadas donde más se necesitan.

En el ámbito del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, la OMS ayuda a los países a elaborar planes de preparación para reducir los efectos de los desastres naturales y las crisis humanitarias en la salud pública».

Mientras tanto, el Plan de Investigación y Desarrollo (I+D) desencadena una rápida activación de las actividades mundiales de investigación y desarrollo de pruebas diagnósticas, terapéuticas y vacunas para detener la propagación de los brotes de enfermedades y las epidemias.

El Sr. Jasarevic dijo: «La OMS facilita la colaboración transfronteriza regional para planes de acción conjunta para el intercambio de información oportuna y precisa para contrarrestar las amenazas compartidas a la salud y a la seguridad económica en caso de un brote de enfermedad».

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: