4.6
(18)

Un hospital chino ha negado las afirmaciones de que un médico que fue de los primeros en alertar al público de una posible epidemia de coronavirus haya muerto a causa de la enfermedad.

El Hospital Central de Wuhan dijo que Li Wenliang se encontraba en estado crítico y que los médicos estaban haciendo todo lo posible para salvar su vida , según un post en su cuenta oficial de medios sociales.

Los medios de comunicación estatales Global Times informaron anteriormente que el médico de 34 años había muerto de un coronavirus a la edad de 34 años.

El Dr. Li llamó la atención del público después de ser reprendido por advertir en los medios sociales sobre el ‘SARS en un mercado de mariscos de Wuhan’. Fue acusado de difundir «noticias falsas» y criticado por la policía y su hospital.

El Dr. Li, un médico del Hospital Central de Wuhan, confirmó su infección en su cuenta de medios sociales el sábado.

Su muerte fue reportada por el periódico estatal Global Times alrededor de las 9:30pm hora local de hoy.

En un post a través de su cuenta oficial de medios sociales, el periódico afirmó que se enteró de la noticia por múltiples fuentes.

El post reunió decenas de miles de comentarios en cuestión de minutos, pero ha sido eliminado por el periódico por razones no especificadas.

La noticia también fue confirmada por la BBC.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) escribió en su cuenta oficial de Twitter: «Estamos profundamente apenados por el fallecimiento del Dr. Li Wenliang. Todos debemos celebrar el trabajo que hizo en #2019nCoV.

Pero horas más tarde, el Hospital Central de Wuhan, el hospital que ha estado tratando al Dr. Li, refutó los informes.

Anunció: «En la lucha contra la epidemia de la nueva neumonía por coronavirus, el oftalmólogo de nuestro hospital, Li Wenliang, desafortunadamente fue infectado y se encuentra en estado crítico en la actualidad y estamos haciendo todo lo posible para mejorarlo

Un portavoz de la OMS informó a MailOnline que la organización respondió a los informes de la muerte del Dr. Li en una conferencia de prensa hoy.

El portavoz dijo, sin embargo, que la organización no estaba en condiciones de confirmar la noticia.

El número oficial de muertes sigue aumentando, ya que la Comisión Nacional de Salud de China informó de 73 nuevas muertes durante la noche, otro récord diario.

Esta enfermedad mortal ha matado al menos a 565 personas e infectado a más de 28.300 en todo el mundo.

El denunciante confirmó el sábado que se había contagiado de la mortal enfermedad mientras trataba a pacientes en un hospital de Wuhan, el epicentro del brote.

El médico fue acusado de difundir noticias falsas y criticado por la policía a principios de este mes por enviar un mensaje a un grupo de chat en línea, informando a sus ex-alumnos que siete pacientes del mercado de Huanan habían sido diagnosticados con SARS por su hospital.

La advertencia del Dr. Li se publicó el 30 de diciembre y se produjo más de dos semanas antes de que el virus estallara en la ciudad de 14 millones de habitantes, lo que provocó su cierre el 20 de enero.

El Mercado Mayorista de Mariscos de Huanan resultó ser el caldo de cultivo de la nueva cepa del coronavirus, que es similar al SARS y ha sido nombrada ‘2019-nCov’.

El Dr. Li fue uno de los ocho médicos que fueron apodados «rumoristas» por las autoridades de Wuhan e investigados por la policía.

Sus mensajes originales, enviados a unos 150 médicos en la popular plataforma de mensajería WeChat, decían: «Siete casos confirmados de SARS fueron encontrados en el Mercado de Frutas y Mariscos de Huanan».

Los mensajes llamaron la atención de la policía después de que una persona del grupo de chat subiera una captura de pantalla de la conversación a Internet.

Según el Huaxi , los ocho médicos acusados compartieron mensajes similares en tres grupos de chat, todos ellos atendidos por médicos de Wuhan. Los mensajes advirtieron a los médicos que prestaran atención a un posible brote de lo que pensaban que era el SARS.

Una declaración de la policía de Wuhan del 1 de enero los condenó por difundir información «inauténtica» sin pruebas. Los oficiales dijeron que sus actos habían tenido un mal impacto en la sociedad, y que serían «tratados» por la ley.

Para salvar la situación, la policía de Wuhan enfatizó el miércoles pasado que las ocho personas no habían sido advertidas, multadas o detenidas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.6 / 5. Recuento de votos: 18

Aun no hay votos