4.6
(28)

Esta semana, un iceberg del tamaño de Atlanta se desprendió de un glaciar. Los investigadores descubrieron una dramática disminución en las colonias de pingüinos de la Antártida. Y la Antártida puede haber registrado la temperatura más alta de su historia.

En caso de que todo eso no fuera suficiente para preocuparse un poco, se registró otra temperatura inusualmente alta en la Península Antártica el 9 de febrero, cuando una estación meteorológica en la isla Seymour produjo una lectura de mas de 20°C .

La Asociación Meteorológica Mundial está tratando de verificarlo como un nuevo registro.
Aunque la OMM aún no ha determinado si esta lectura rompe algún tipo de récord, ciertamente proporciona evidencia adicional del calentamiento en la región antártica y en todo el mundo, según Randall Cerveny, meteorólogo de la Universidad Estatal de Arizona y experto en extremos climáticos de la Organización Meteorológica Mundial.

Según el sitio web de la organización, todos estos eventos son coherentes con las tendencias observadas en la Antártida en los últimos años. La Península Antártica, donde se registraron las temperaturas potencialmente récord de febrero, es una de las regiones de más rápido calentamiento del planeta.


«Nuestras regiones polares son una especie de canario en la mina», dijo Cerveny, «Son un entorno más sensible, por lo que son un sistema de alerta para otras zonas del mundo».
El declive de las colonias de pingüinos antárticos proporciona evidencia de los efectos de este calentamiento más amplio en los animales que habitan estas regiones sensibles.

El número de pingüinos en la Isla del Elefante, donde se realizó un estudio recientemente liberado, es la mitad de lo que era en el último estudio de 1971.
Noah Strycker, un ornitólogo e investigador de pingüinos de la Universidad de Stony Brook, dijo a la CNN que el cambio climático ha eliminado la principal fuente de alimento de estos pingüinos, el krill.
«Los pingüinos, las focas y las ballenas dependen del krill, que depende del hielo. Así que si el cambio climático afecta al hielo, eso repercute en todo lo demás»,

Si bien la disminución de pingüinos y la rotura del glaciar de Pine Island se debieron a influencias a largo plazo, es importante señalar que las temperaturas potencialmente récord de esta semana, si se verifican, se deben en su mayoría a un evento climático muy específico llamado «foehn», que causa temperaturas inusualmente cálidas.
Las temperaturas ya han vuelto a la normalidad, pero esto no significa que el aumento de las temperaturas de la Antártida deba ser ignorado, según Ella Gilbert, una científica climática que trabaja en el British Antarctic Survey.
«Aunque no podemos tomar los eventos individuales como una indicación de una tendencia a largo plazo, los eventos extremos como estos se están volviendo más comunes a medida que el clima cambia»

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.6 / 5. Recuento de votos: 28

Aun no hay votos