4.4
(31)

Las langostas cruzaron al sur del condado de Magwi en la frontera con Uganda, dice el gobierno.

Las nubes de langostas que devastan los cultivos y las tierras de pastoreo en todo el África oriental han llegado al Sudán meridional, ya tambaleándose por el hambre generalizada y los años de guerra civil, ha dicho el Ministro de Agricultura del país.

Las langostas cruzaron al sur del condado de Magwi, en la frontera con Uganda, dijo el martes el ministro Anyoti Adigo Nyikwach.

Kenya, Somalia, Etiopía, Eritrea y Djibouti están luchando contra el peor brote de langosta en decenios, y también se han propagado enjambres a Tanzanía, Uganda y ahora al Sudán meridional.

Las langostas del desierto pueden viajar hasta 150 km (95 millas) en un día y comer su propio peso corporal en el verdor, lo que significa que un enjambre de sólo un kilómetro cuadrado puede comer tanto alimento como 35.000 personas en un día, según las Naciones Unidas.

La invasión está empeorando la escasez de alimentos en una región en la que hasta 25 millones de personas están sufriendo tres años consecutivos de sequías e inundaciones.

Meshack Malo, representante de Sudán del Sur en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), dijo que las langostas estaban maduras y buscando zonas de reproducción que constituirán la base de la próxima gran infestación.

«Son de un color amarillo intenso, lo que significa que estarán aquí principalmente buscando zonas en las que pondrán sus huevos», dijo.

Los equipos planeaban marcar el lugar donde ponían los huevos y luego regresar para matar a los insectos jóvenes en 14 días, dijo, ya que envenenar los huevos en el suelo podría dañar el suelo.

Las langostas habían cruzado la frontera, dijo. Durante cada ciclo de cría de tres meses, una sola langosta puede criar 20 más, dando lugar a los enjambres masivos que ahora amenazan los cultivos a ambos lados del Mar Rojo.

El Sudán meridional, rico en petróleo, se está recuperando de cinco años de guerra civil que sumió a algunas partes del país en la hambruna en 2017 y obligó a una cuarta parte de la población a huir de sus hogares.

En diciembre, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU dijo que las perspectivas de seguridad alimentaria eran nefastas después de que las inundaciones afectaran a casi un millón de personas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.4 / 5. Recuento de votos: 31

Aun no hay votos