4.1
(67)

Mientras el resto del mundo está ocupado con el coronavirus, una horrible enfermedad misteriosa está matando a etíopes de todas las edades…

Una misteriosa y horripilante enfermedad mortal que mata a los aldeanos de Etiopía podría ser la temida «Enfermedad X».

Un concepto acuñado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para describir un nuevo patógeno desconocido con el potencial de causar una epidemia, los científicos están constantemente en busca de enfermedades que se ajusten a la descripción

Algunos creen que el coronavirus es la Enfermedad X, pero la verdadera respuesta podría estar en África Oriental.

«La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo deja a la gente sangrando por los ojos, la boca y el ano.

Esta espantosa enfermedad, apodada informalmente «fiebre ocular sangrante», tiene una tasa de mortalidad más alta que la plaga y ha desconcertado a los profesionales médicos durante los últimos dos años.

En 2018 se notificaron casos en el Sudán meridional y Uganda, con docenas de infectados y al menos cuatro muertos.

Ahora el país vecino Etiopía está lidiando con síntomas horribles similares.

Una víctima de 23 años de edad experimentó por primera vez el amarillamiento de sus ojos y palmas de las manos, antes de que empezara a sangrar por la nariz y la boca y su cuerpo se hinchara, informa el Guardian . Más tarde murió tras sufrir un colapso por la fiebre.

Muchos de sus vecinos sufrieron los mismos síntomas y algunos murieron.

Otras víctimas fueron un niño de dos años de la ciudad de Haarcad que murió a pesar de recibir múltiples transfusiones de sangre durante una estancia de un mes en el hospital. Él también tenía los ojos y las palmas de las manos amarillas, hinchazón y fiebre.

Las personas que informan de los horribles síntomas suelen ser tratadas durante un corto período de tiempo en el hospital, antes de ser dadas de alta y no se les dice que se puede hacer nada más.

La enfermedad se está propagando por las aldeas cercanas a un proyecto chino de gas natural en la región somalí, y algunos lugareños creen que los desechos químicos peligrosos han envenenado el suministro de agua.

Sin embargo, los funcionarios del gobierno han negado estas acusaciones, diciendo que no ha habido informes de derrames.

«Podemos afirmar enfáticamente que todos los pozos de gas en Calub y en otros lugares de la Cuenca de Ogaden, están sellados, seguros y protegidos … de acuerdo con las normas internacionales», dijo Ketsela Tadesse al Guardian.

Ha habido al menos 2.000 muertes por la misteriosa enfermedad desde 2014.

En octubre de 2019, la OMS advirtió que un brote de la Enfermedad X estaba «en el horizonte».

«No se trata de un caso de si, sino de cuándo», dijo el director general de la Coalición de Innovaciones en la Preparación ante Epidemias, Richard Hatchett.

«Necesitamos estar preparados. Necesitamos invertir en tecnologías de plataforma que puedan ser utilizadas para responder rápidamente a la aparición de un patógeno con potencial epidémico».

Al otro lado de África, en Sierra Leona, los «cazadores de virus» están buscando la Enfermedad X, examinando animales como los murciélagos, que se cree que han transmitido el coronavirus a los humanos, en busca de signos de un patógeno potencialmente mortal.

Se desconoce si Etiopía tiene acceso a los mismos recursos para una operación de caza de virus propia.

El país ha intensificado recientemente sus medidas de prevención contra el coronavirus, cuyo primer caso confirmado acaba de notificarse en el África subsahariana.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.1 / 5. Recuento de votos: 67

Aun no hay votos