3.6
(9)

El cambio climático podría provocar un colapso más abrupto de muchas especies animales de lo que se pensaba, a partir de la próxima década, si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, según un estudio publicado este mes en Nature.

El estudio predijo que grandes franjas de ecosistemas se desplomarían en olas, creando muertes repentinas que serían catastróficas no sólo para la vida silvestre, sino también para los humanos que dependen de ella.

«Durante mucho tiempo las cosas pueden parecer bien y de repente no lo están», dijo Alex L. Pigot, un científico del University College London y uno de los autores del estudio. «Entonces, es demasiado tarde para hacer algo al respecto porque ya has caído sobre el borde del acantilado.»

Las últimas investigaciones se suman a un panorama ya sombrío para la vida silvestre del mundo, a menos que se tomen medidas urgentes para preservar los hábitats y limitar el cambio climático. Más de un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción debido a la gran cantidad de formas en que los humanos están cambiando la tierra mediante la agricultura, la pesca, la tala de árboles, la minería, la caza furtiva y la quema de combustibles fósiles.

El estudio examinó más de 30.000 especies en tierra y en agua para predecir cuán pronto el cambio climático afectaría a los niveles de población y si esos niveles cambiarían gradual o repentinamente. Para responder a estas preguntas, los autores determinaron la temperatura más caliente que se sabe que ha soportado una especie, y luego predijeron cuándo se superaría esa temperatura en todo el mundo bajo diferentes escenarios de emisiones.

Cuando examinaron las proyecciones, los investigadores se sorprendieron de que aparecieran colapsos repentinos en casi todas las especies – peces, reptiles, anfibios, aves y mamíferos – y en casi todas las regiones.

«No es que ocurra en algunos lugares», dijo Cory Merow, ecologista de la Universidad de Connecticut y uno de los autores del estudio. «No importa cómo se haga el análisis, siempre parece ocurrir.»

Si las emisiones de gases de efecto invernadero permanecen en las trayectorias actuales, la investigación mostró que los colapsos abruptos en los océanos tropicales podrían comenzar en la próxima década. Los eventos de blanqueo de corales en los últimos años sugieren que estas pérdidas ya han comenzado, dijeron los científicos. El colapso de los bosques tropicales, que albergan algunos de los ecosistemas más diversos de la Tierra, podría seguir en la década de 2040.

Pero si el calentamiento global se mantuviera por debajo de los 2 grados centígrados, el número de especies expuestas al peligroso cambio climático disminuiría en un 60 por ciento. Eso, a su vez, limitaría el número de ecosistemas expuestos a un colapso catastrófico a cerca del 2 por ciento.

«Los beneficios de una acción temprana y rápida son enormes y evitan la extinción de miles de especies», dijo Christopher H. Trisos, científico de la Universidad de Ciudad del Cabo y uno de los autores del estudio.

El estudio no tiene en cuenta otros factores que podrían ayudar o perjudicar la supervivencia de una especie. Por ejemplo, algunas especies pueden tolerar o adaptarse a temperaturas más altas; en cambio, si sus fuentes de alimentación no pudieran hacerlo, morirían igualmente.

«Proporciona otra llamada de atención crítica sobre las repercusiones masivas de un mundo que se calienta rápidamente», dijo Walter Jetz, un ecologista de la Universidad de Yale que no participó en el estudio. Añadió que era una prueba más de la importancia de cumplir las promesas que las naciones de todo el mundo hicieron en el Acuerdo de París sobre el cambio climático. La administración Trump está en proceso de retirarse de ese compromiso.

El estudio sugería que incluso manteniendo el calentamiento global por debajo de los 2 grados centígrados, de acuerdo con el Acuerdo de París, todavía dejaría a muchas personas y ecosistemas vulnerables.

«Si tomamos medidas ahora, limitamos esta abrupta perturbación al 2 por ciento del planeta», dijo el Dr. Trisos. «Pero ese dos por ciento del planeta todavía tiene mucha gente viviendo en regiones tropicales. Y necesitan nuestra ayuda».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.6 / 5. Recuento de votos: 9

Aun no hay votos