2.7
(16)

Los acuáridos de ETA están a punto de alcanzar su pico, ya que el cielo está iluminado por las sobras del cometa Halley.

La lluvia de meteoritos se extiende desde finales de abril hasta mayo, pero alcanza su pico alrededor de la primera semana del mes, lo que significa que deberían ser especialmente visibles en los próximos días. Durante su pico, hasta 30 de los meteoros pueden ser vistos cada hora.

Una de las cosas más notables de los Acuáridos ETA es su velocidad. Se disparan a la atmósfera de la Tierra a unos 150.000 mph, y pueden dejar líneas brillantes a través del cielo mientras sus brillantes desechos son dejados a su paso.

El espectáculo se verá mejor en el hemisferio sur, ya que la constelación de la que emergen está más arriba en el cielo y por lo tanto cualquier meteorito se ve más fácilmente. En el hemisferio norte, a menudo parecerán rozar el horizonte, lo que les da el nombre de «pastores de tierra».

Como siempre, la clave para ver cualquier lluvia de meteoritos es ir a algún lugar que sea relativamente oscuro para que la contaminación lumínica no se interponga en la vista. Eso puede complicarse con los bloqueos por coronavirus y el distanciamiento social, y cualquier viaje sólo debe hacerse si se recomienda.

Para tener una vista, mira hacia el cielo e intenta mantener tu mirada allí. Con el tiempo, después de unos 30 minutos más o menos, tus ojos deberían ser capaces de ver mejor en la oscuridad y cualquier meteorito saldrá a la vista.

Las lluvias de meteoros llegan cuando la Tierra se mueve entre los escombros de los cometas que se han movido alrededor de nuestro Sistema Solar. Cuando esos restos chocan con la atmósfera de la Tierra, se rompen y crean luces brillantes en el cielo.

Cada año, la Tierra se mueve regularmente a través de esos trozos de escombros. Eso significa que las lluvias de meteoritos son predecibles y llegan en la misma época cada año.

Los escombros que crean los Acuáridos Eta originalmente vinieron del Cometa Halley. Cuando hace sus viajes regulares al sistema solar, cada órbita toma alrededor de 76 años, deja atrás nuevos escombros, y las sobras del mismo cometa también llevan a las Oriónidas en octubre.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 2.7 / 5. Recuento de votos: 16

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here