3.6
(10)

Basándose en los modelos de previsión más recientes, los pronosticadores de AccuWeather han ampliado la gama superior de huracanes previstos para la temporada de huracanes del Atlántico. El equipo de huracanes, dirigido por Dan Kottlowski, el principal experto en huracanes de la compañía, está ahora prediciendo de 14 a 20 tormentas tropicales, con lo que se añade también el número de tormentas que se convierten en huracanes: de siete a 11 esta temporada.

Kottlowski también aumentó el número de huracanes importantes – Categoría 3 o superior – que podrían desarrollarse esta temporada a cuatro a seis. Kottlowski advirtió que de cuatro a seis sistemas tropicales nombrados podrían tener impactos directos en el territorio continental de EE.UU., Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

El pronóstico inicial de huracanes en el Atlántico para el año 2020 se publicó a finales de marzo y preveía entre 14 y 18 tormentas tropicales con nombre, entre siete y nueve huracanes y entre dos y cuatro huracanes importantes.

«Los nuevos modelos climáticos muestran una tendencia a que La Niña evolucione durante la segunda mitad del próximo verano», dijo el meteorólogo jefe de AccuWeather, Dan Kottlowski, el principal experto en huracanes de la compañía. «Esto sugeriría una disminución de los episodios de cizallamiento vertical del viento, que puede limitar el desarrollo y la intensificación de los trópicos.

Las cámaras de la Estación Espacial Internacional fotografiaron el huracán Florence la mañana del 12 de septiembre de 2018 cuando atravesaba el Atlántico.

«Esta nueva información nos da más confianza en el potencial – de nuevo, todavía potencial – para una temporada muy activa», dijo Kottlowski.

La cizalla del viento es el fenómeno en el que la velocidad o dirección del viento cambia con la altitud. Puede causar que las partes más altas de un huracán o tormenta se inclinen en la dirección opuesta a donde se está moviendo la tormenta o el huracán.

La Niña, un patrón que influye en los factores climáticos y los vientos de todo el mundo, se produce cuando las temperaturas del agua en el Pacífico central y ecuatorial son más bajas de lo normal. Las temporadas activas de huracanes en el Atlántico pueden producirse cuando se presenta una pauta de La Niña debido a una reducción general de la cizalladura de los vientos en partes del Océano Atlántico, incluidas las partes central y occidental de la cuenca, que producen una gran mayoría de sistemas tropicales.

La temporada de 2020 sigue a cuatro años consecutivos durante los cuales hubo por lo menos dos huracanes que tocaron tierra en los Estados Unidos, con Barry y Dorian golpeando en 2019. Es la racha más larga desde 1947-50 y sólo dos veces desde 1851 la racha ha alcanzado al menos cinco años (1932-36 y 1876-82).

La temporada de huracanes de 2019 incluyó 10 tormentas tropicales, dos subtropicales, dos huracanes de Categoría 1, un huracán de Categoría 2 y tres huracanes importantes.

«El mayor problema de esta temporada es esta tendencia que va de un débil El Niño a un patrón neutral y luego a un posible La Niña», dijo Kottlowski. «Este patrón de señales climáticas ha sido asociado con estaciones por encima de lo normal. La gran pregunta es cuán activo va a ser».

La temporada de huracanes del Atlántico de 2005 se considera en general «con mucho la temporada más activa y peor de la que se tiene constancia», dijo Kottlowski. «Sólo el número de tormentas y el número de grandes tormentas fue escandaloso».

Hubo un récord de 27 tormentas con nombre (rompiendo el récord de 1933 de 21) con 14 huracanes -superando el récord de 12 en 1969- y siete huracanes importantes (Categoría 3 o superior en la escala Saffir-Simpson), según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Los huracanes Katrina, Rita y Wilma de ese año están entre los huracanes más destructivos de la historia de los Estados Unidos.

«La temporada de 2020 será muy activa, pero no tan activa como la verdadera temporada hiperactiva de 2005», dijo Kottlowski. «Hay una creciente preocupación», añadió, «de que esta temporada sea otra muy activa, al menos a la par de lo que hemos visto en los últimos cuatro años».

La temporada de huracanes del Atlántico dura oficialmente del 1 de junio al 30 de noviembre, cuando el 98,4% de los huracanes se han producido en la cuenca del Atlántico; sin embargo, los huracanes pueden formarse en cualquier mes. Contando 2019, los 297 huracanes que han tocado tierra en los Estados Unidos continentales desde 1851 ocurrieron durante la temporada de huracanes. La primera tormenta tropical que se desarrolle este año se llamará Arthur. Para una lista completa de nombres para la temporada 2020 y todo lo relacionado con el clima tropical, visite el centro de huracanes de la cuenca atlántica de AccuWeather.

Residentes como Craig Cates saben que la advertencia anticipada y la planificación – un recordatorio oportuno durante la Semana de Preparación para los Huracanes – son claves para hacer frente a lo que pueda venir.

«Como dicen, la esperanza no es una estrategia», dijo Cates a AccuWeather. «Tienes que planear si un huracán viene y eso es lo que estamos tratando ahora. Por suerte, tenemos mucha experiencia con los huracanes».

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3.6 / 5. Recuento de votos: 10

Aun no hay votos