4.5
(35)

(Imagen portada superior ilustrativa web)

El Modelo Magnético Mundial normalmente se actualiza cada cinco años, pero últimamente ha necesitado ser editado con mayor frecuencia debido a un impresionante fenómeno registrado justo debajo del núcleo de la Tierra.

En un estudio publicado en la revista Nature Geoscience, los investigadores han propuesto una causa para que el polo norte magnético de la Tierra se mueva a velocidades extraordinarias hacia Siberia.

Llegaron a creer que dos enormes manchas de «flujo magnético negativo» que se encuentran debajo de Canadá y Siberia, muy cerca del núcleo de la Tierra, son responsables del desconcertante movimiento «notablemente lineal», que incluso les llevó a introducir una actualización no programada del Modelo Magnético Mundial (WMM) el año pasado.

En el estudio dirigido por Philip Livermore de la Escuela de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Leeds del Reino Unido, el equipo de investigación indagó en los datos geomagnéticos de alta resolución recopilados durante los dos últimos decenios para encontrar finalmente dos grandes parches magnéticos debajo de los lugares mencionados.

Los científicos dicen que si se miran aisladamente los dos bloques podrían explicar las recientes andanzas del polo norte, porque sirven como «dos extremos de un conducto lineal de campo casi vertical, a lo largo del cual el polo magnético norte puede viajar fácilmente», según el informe del estudio.
Hablando con Newsweek, Livermore comentó que los parches son en gran parte áreas donde el campo magnético sale del núcleo de la Tierra «como un paquete de espaguetis».

Se refirió a las manchas en cuestión, o «lóbulos», como un subproducto del proceso. «Las manchas de campo magnético se mueven todo el tiempo, en escalas de tiempo de más de cien años, pero el lóbulo canadiense parece moverse particularmente rápido», señaló.

Los modelos del equipo indicaron que el polo norte continuará moviéndose a lo largo de su camino hacia Siberia, arrastrándose entre 242 y 410 millas durante la próxima década, con el proceso desencadenado por el alargamiento y el desgaste del «parche» canadiense. Este último es el resultado de los cambios en el patrón de flujo del núcleo de la Tierra a partir de alrededor de 1970.

A medida que el parche canadiense se fue debilitando gradualmente, la atracción del parche siberiano se ha ido fortaleciendo con el tiempo, lo que ha dado lugar a que el norte magnético sea atraído hacia él literalmente como un imán.

También subrayó la importancia de mantener las ediciones del WMM actualizadas con los cambios en la velocidad del polo norte magnético. «Es muy posible que las actualizaciones anuales sean necesarias en los próximos años, es difícil decirlo con seguridad», dijo.

Normalmente, el modelo se actualiza una vez cada cinco años, mientras que la posición del polo norte magnético como tal se registró por primera vez en 1831.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 35

Aun no hay votos