4.5
(4)

A medida que las fuertes lluvias siguen azotando el sur de China, las autoridades chinas han movilizado dramáticos esfuerzos de rescate para luchar contra las inundaciones y proteger la vida y los bienes de las personas.

Según un recuento basado en informes oficiales locales, más de 20 personas murieron o permanecieron desaparecidas tras los torrenciales aguaceros que desataron inundaciones, aludes de lodo y deslizamientos de tierra en el sur de China.

Las inundaciones provocadas por las lluvias afectaron a unos 2,63 millones de personas en 11 regiones de nivel provincial hasta el martes, dijo el Ministerio de Gestión de Emergencias.

Las fuertes lluvias también obligaron a reubicar a unas 228.000 personas, destruyeron más de 1.300 casas y trajeron pérdidas económicas directas de más de 4.000 millones de yuanes (unos 566 millones de dólares estadounidenses), según el ministerio.

A las 17.00 horas del viernes, las inundaciones y los desastres geológicos registrados en 66 regiones de la Región Autónoma de Guangxi Zhuang habían afectado a casi 1,6 millones de personas, según el departamento local de gestión de emergencias.

El jueves se asignaron a Guangxi un total de 3.000 tiendas de campaña de socorro de emergencia y 3.000 camas plegables para apoyar la labor de socorro en casos de desastre local y asegurar el sustento básico de las personas afectadas por las inundaciones, dijo el Ministerio de Gestión de Emergencias.

El clima extremo también ha supuesto un duro golpe para el sector turístico de la región, que aún se tambalea por la epidemia de COVID-19.

En Yangshuo, un popular destino turístico conocido por sus montañas cársicas y sus pintorescos ríos, el nivel de los ríos subió bruscamente y atrapó a los residentes y turistas en las inundaciones, ya que desde la madrugada del 7 de junio llovían torrencialmente.

Un equipo de rescate se apresuró a llegar al lugar pintoresco de Darongshu y pasó casi ocho horas pilotando botes de goma de puerta a puerta para buscar a los residentes y turistas atrapados por las inundaciones. Las 62 personas varadas fueron evacuadas a tiempo.

«Cuando la gente está necesitada, es nuestro deber dar un paso adelante en el tiempo», dijo Fang Yang, un miembro del equipo de rescate.

Se espera que en un futuro próximo entren lluvias torrenciales en las regiones centrales de China, según el Centro Meteorológico Nacional.

El centro aconsejó a los gobiernos locales que se mantuvieran alerta ante posibles inundaciones, deslizamientos de tierra y barro causados por fuertes lluvias y recomendó que se detuvieran las operaciones al aire libre en las zonas peligrosas.

Información vía xinhuanet

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here