4.2
(6)

En un par de días, los cielos se han vuelto marrones sobre el Caribe. El polvo que se levantó del desierto del Sahara en el norte de África ha progresado constantemente, como una capa profunda y homogénea en la atmósfera, hacia el oeste a través del Atlántico.

La playa de Isla Verde es cubierta por una tormenta de arena del desierto del Sahara en San Juan, Puerto Rico. (REUTERS/Gabriella N. Baez).

Los cielos, normalmente de un azul profundo, son ahora marrones. El sol es una mera bola naranja apagada. La calidad del aire también ha disminuido a nivel del suelo. La medición de las partículas de polvo PM10 en Fort-de-France en Martinica fue de 192. Esto hizo de Martinica el octavo país más contaminado el martes de los 105 monitoreados por el proyecto del Índice de Calidad del Aire Mundial.

La nube de polvo se trasladó al este del Caribe el fin de semana y para el martes estaba en La Española, Jamaica, Puerto Rico y el este de Cuba y continuaba su avance hacia el oeste y América Central, así como el sur de Estados Unidos. (AFP / Ricardo ARDUENGO).









En Puerto Rico, la cifra es similar, tal vez ligeramente peor, y según la Dra. Olga Mayol de la Universidad de Puerto Rico este es el evento de arena sahariana más dramático en más de 50 años. El PM10, o materia de partículas de 10 micrómetros de diámetro, es un irritante en el tracto respiratorio humano.

 Ciudad de Bridgetown, Barbados, el 22 de junio de 2020. (Alexander James/REUTERS).

La fuente de toda esta aflicción es realmente el gran desierto del Sahara, a más de 5.000 kilómetros al este. Esta Capa de Aire Sahariano (SAL), es una pluma de polvo seco y se repite comúnmente durante el verano. El viento y las corrientes de convección elevan este fino polvo a la atmósfera y el flujo de viento general lo lleva hacia el oeste.

La ciudad de San Juan, Puerto Rico. (AFP / Ricardo ARDUENGO).

Mientras se lleva el cielo azul y el cálido sol, esta capa de polvo tendrá el efecto de reducir o incluso prevenir las lluvias y las tormentas eléctricas. Es probable que dure unos pocos días más todavía, fluctuando en intensidad. El martes, llegó a Panamá y antes del fin de semana puede ser visto en los cielos de Texas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 6

Aun no hay votos