5
(4)

En los últimos 10 días, al menos 147 personas han muerto a causa de los rayos en el estado nororiental de Bihar, en la India, y el clima monzónico, ya de por sí grave, se ha intensificado y ha expuesto a los agricultores a rayos mortales de color azul.
Según se informa, las autoridades registraron unas 26 muertes relacionadas con los relámpagos el jueves pasado, seguidas de 15 el viernes y 21 el sábado. Otras 40 personas han resultado heridas, ya que las condiciones climáticas favorables para la agricultura son un arma de doble filo para las comunidades locales.

El número de muertos por rayos en la zona desde principios de marzo ha aumentado a más de 215 personas. El Departamento Meteorológico de la India ha advertido que se esperan más ataques de relámpagos extremos en los próximos días.

El número de muertes por rayos de este año hasta ahora ya ha superado con creces el de años anteriores, ya que aproximadamente 170 personas murieron por rayos en Bihar en 2019 durante la temporada de los monzones, que va de junio a septiembre.

Las autoridades estatales elaboraron y publicaron una aplicación para teléfonos inteligentes que ayuda a predecir los períodos de aumento de las descargas de rayos, advirtiendo así a la población local. Sin embargo, como Bihar es el estado más pobre del país, muchos agricultores y trabajadores no poseen teléfonos inteligentes.

«Debido a las buenas precipitaciones de este año en junio, los agricultores están fuera en el campo de cultivo. El agua de los arrozales también atrae la electricidad y los agricultores en el campo actúan como conductores de la electricidad de la tormenta eléctrica», explicó Sunitha Devi, miembro del grupo de trabajo sobre tormentas del Ministerio de Ciencias de la Tierra.

El agrometeorólogo de Bihar, Abdus Sattar, dijo que el aumento de los golpes fue causado por la inestabilidad a gran escala de la atmósfera, provocada por el aumento de la humedad del aire, cortesía del Dipolo del Océano Índico (IOD).

El IOD es un fenómeno natural, también conocido como el Niño Indio, en el que las temperaturas de la superficie del mar cambian mucho en las partes oriental y occidental del océano, con dramáticos impactos en el clima. Eventos como la sequía en Australia y los subsiguientes incendios forestales a principios de 2020, las inundaciones de Yakarta, e incluso la masiva infestación de langostas en toda África oriental y el subcontinente indio han sido todos exacerbados por el IOD.

(Imagen superior de portada solo de referencia vía web )

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 4

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here