4.3
(3)

Cuatro ciudades a lo largo del río Yangtsé de China han declarado alertas de inundación de alto nivel en los últimos dos días después de que las lluvias torrenciales desencadenaran deslizamientos de tierra e inundaran carreteras y tierras de cultivo, con partes del río amenazando con desbordarse.

Las «alertas rojas» en Xianning y Jingzhou, en la provincia de Hubei, y en Nanchang y Shangrao, en la vecina Jiangxi, ponen de relieve la vulnerabilidad del país a las condiciones meteorológicas extremas derivadas del cambio climático y los riesgos de un desarrollo excesivo en las llanuras de inundación, según los expertos.

Alrededor de 140 personas han muerto o desaparecido a causa de las tormentas, mientras que la emisora estatal china CCTV dijo el viernes que las pérdidas económicas acumuladas superan los 60.000 millones de yuanes (8.600 millones de dólares).

China ha culpado a las condiciones climáticas inusuales, incluyendo la humedad transportada desde el Mar del Sur de China y el Océano Índico, como la causa inmediata, pero también ha dicho que los cambios a largo plazo en los patrones climáticos la han hecho más vulnerable.

En junio, las precipitaciones fueron 13,5% más altas que el promedio estacional, según datos oficiales. El país ha experimentado un aumento del 20% en los incidentes de fuertes lluvias desde 1961, según la Administración Meteorológica de China.

«Las inundaciones en el sur de China son consistentes con un aumento de las condiciones meteorológicas extremas debido al cambio climático», dijo Liu Junyan, activista del grupo ecologista Greenpeace.

«En muchas partes de China, hemos visto cambios dramáticos en las precipitaciones en las últimas décadas, y como resultado, inundaciones».

Destacando los riesgos para la economía de China por el calentamiento global, un nuevo estudio realizado por investigadores de Nanjing dijo que los daños económicos por las inundaciones aumentaron a 25.300 millones de dólares al año durante 2006-2018, casi un tercio más que el promedio anual de 1984-2018.

Cada aumento de 0,5 grados en la temperatura provocaría un aumento de 60.000 millones de dólares en las pérdidas anuales por inundaciones, según estimaron.


RIESGOS DE LA LLANURA DE INUNDACIÓN
Aunque el clima es un factor importante, las inundaciones de este año también exponen los crecientes riesgos de un desarrollo excesivo en las llanuras de inundación, dijo Ma Jun, director del Instituto independiente de Asuntos Públicos y Ambientales (IPE), que monitorea los ríos de China.

«Las precipitaciones son altas, pero no son las más altas», dijo. «La inundación va a causar muchos más daños debido a la urbanización e industrialización, especialmente en lugares bajos».

China ha sido vulnerable a las inundaciones a lo largo de su historia, y las condiciones climáticas se han visto empeoradas por actividades humanas como la deforestación, la recuperación de humedales y el almacenamiento de agua para la generación de energía y la irrigación.

A su vez, Beijing ha tratado de idear una solución al problema, con proyectos de presas gigantescas diseñadas en parte para regular los flujos de agua a lo largo del Yangtsé, el río más largo de Asia.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.3 / 5. Recuento de votos: 3

Aun no hay votos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here