4.5
(2)

Casi tres mil millones de animales murieron o fueron desplazados por los devastadores incendios forestales de Australia en 2019 y 2020, según un nuevo informe, y los expertos lo califican como «uno de los peores desastres de la vida silvestre en la historia moderna».

El estudio, publicado el martes por científicos de varias universidades australianas, dice que 2.460 millones de reptiles, 180 millones de aves, 143 millones de mamíferos y 51 millones de ranas fueron dañados en las llamas que arrasaron el país.

Aunque el informe no decía cuántos animales murieron directamente a causa de los incendios, las perspectivas para los que escaparon de las llamas «probablemente no eran muy buenas» debido a la falta de alimentos, refugio y protección contra los depredadores, dijo el autor Chris Dickman, profesor de ecología de la Universidad de Sydney.

Los incendios arrasaron más de 115.000 kilómetros cuadrados (44.400 millas cuadradas) de matorrales y bosques afectados por la sequía en toda Australia a finales de 2019 y principios de 2020, matando a más de 30 personas y destruyendo miles de hogares.

Fue la temporada de incendios forestales más amplia y prolongada de la historia moderna de Australia, y los científicos atribuyen la gravedad de la crisis a los efectos del cambio climático.

Un estudio anterior, realizado en enero, estimó que los incendios habían matado a mil millones de animales en los estados orientales más afectados, Nueva Gales del Sur y Victoria. Pero el nuevo estudio fue el primero en cubrir las zonas de incendios en todo el continente, dijo la científica principal Lily van Eeden, de la Universidad de Sydney.

Los resultados de la encuesta aún se estaban procesando, y se espera que el informe final se publique a finales del próximo mes, pero los autores dijeron que es poco probable que cambie el número de tres mil millones de animales afectados.

«Es difícil pensar en otro evento en cualquier parte del mundo en la memoria viva que haya matado o desplazado a tantos animales», dijo el director ejecutivo de WWF-Australia, Dermot O’Gorman, en una declaración.

«Este es uno de los peores desastres de la vida silvestre en la historia moderna».

La difícil situación de los populares koalas de Australia atrajo la atención de los medios de comunicación internacionales durante los incendios, y se cree que miles de los marsupiales arbóreos perecieron.

Pero un informe del gobierno a principios de este año citó otras 100 especies de plantas y animales nativos amenazados que habían perdido más de la mitad de su hábitat a causa de los incendios, lo que aumentaba la posibilidad de pérdidas mucho mayores.

Los científicos dicen que el calentamiento global está alargando los veranos de Australia y haciéndolos cada vez más peligrosos, con inviernos más cortos que dificultan el trabajo de prevención de incendios forestales.

Contribuyeron al estudio investigadores de la Universidad de Sydney, la Universidad de Nueva Gales del Sur, la Universidad de Newcastle, la Universidad Charles Sturt y Birdlife Australia.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos