4.5
(2)

Muchas familias se vieron obligadas a dormir a la intemperie después de que el agua inundara sus casas haciéndolas inhabitables. Los bomberos de las ciudades afectadas fueron puestos en alerta máxima tras los informes de árboles caídos y techos derrumbados.

Tres ciudades del estado venezolano de Zulia se han transformado en algo parecido a Venecia, Italia, después del colapso de un sistema de drenaje causado por las fuertes lluvias.

Tiendas, negocios, casas e incluso centros médicos se inundaron en Cabimas, Simón Bolívar y Ciudad Ojeda. Los pacientes del hospital Pedro García Clara de Ciudad Ojeda recibieron hemodiálisis en habitaciones llenas de agua.

El desastre también provocó la interrupción del servicio de electricidad, mientras que en Simón Bolívar la inundación afectó incluso a un yacimiento petrolífero local.

Según la periodista local Lenin Danieri D, las calles de Cabimas y varios hogares se llenaron de crudo. Al parecer, la inundación dañó las tuberías de petróleo de la ciudad y envió su contenido a la superficie.

No es la primera vez que Cabimas se ve afectada por graves inundaciones. La misma situación se produjo a principios de julio y, según la emisora local El Pitazo, en aquel entonces el alcalde local prometió abordar la situación y reparar las casas, pero no se ha hecho nada y ocho familias siguen durmiendo a la intemperie.

«Cada vez que llueve lo que sentimos es miedo; estamos desesperados. Las autoridades no dicen nada, a pesar de que aquí viven niños y ancianos», dijo una mujer de 90 años que vive en la zona.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos