4.2
(5)

Al menos 99 personas han muerto después de las inundaciones que asolaron el Sudán. La destrucción en la capital, Jartum, es extensa. Véanlo desde la perspectiva de un helicóptero

El río Nilo está experimentando inundaciones récord, y la capital del Sudán, Jartum, está recibiendo la mayor parte de la destrucción.

Las Naciones Unidas informan de que la situación de las inundaciones en el Sudán ha empeorado en los últimos días tras nuevas lluvias intensas.

En un informe del 7 de septiembre, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH) dijo que más de 506.000 personas se han visto afectadas desde el comienzo de las lluvias a mediados de julio, y más de 110.000 de ellas sólo en la primera semana de septiembre.

La OCAH dijo: «Las tormentas e inundaciones sin precedentes han afectado especialmente a los estados de Jartum, Darfur del Norte y Sennar. El río Nilo también se ha desbordado en varias localidades de los estados del Mar Rojo y del norte, provocando desplazamientos y aumentando las necesidades humanitarias».

Cerca de 100 personas murieron debido a inundaciones y deslizamientos de tierra, y otras 46 personas han resultado heridas. Más de 100.000 hogares han sido destruidos o dañados en todo el país, dejando a miles de personas sin hogar y obligándolas a buscar refugio con sus familiares o en las escuelas.

El 4 de septiembre el Gobierno de Transición del Sudán declaró el estado de emergencia nacional para los próximos tres meses, decisión que impulsará los esfuerzos de todas las instituciones que colaborarán para responder a las necesidades más urgentes de los afectados.

«Las lluvias torrenciales y las inundaciones agravan y aumentan las necesidades humanitarias emergentes en el Sudán y no se espera que la situación cambie en las próximas semanas. El nivel de las aguas del río Nilo sigue aumentando, tras alcanzar los 17,4 metros, el más alto en 100 años, según el Gobierno. Las fuertes lluvias previstas en Etiopía y en varias partes del Sudán probablemente causarán un nuevo aumento del nivel de las aguas y provocarán más inundaciones fluviales y repentinas», añadió la OCAH.

Según las imágenes satelitales, sólo en los estados de Jartum, Al Gezira y Nilo Blanco parece haber más de 500 km2 de tierras inundadas.

Aguas superficiales detectadas por satélite (acumulativas) en el Sudán, detectadas por el satélite VIIRS-NOAA entre el 2 y el 6 de septiembre (en rojo), en comparación con el 28 de agosto y el 1 de septiembre de 2020 (en naranja). Imagen: UNITAR – UNOSAT
Vea la versión completa aquí (PDF)
Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 4.2 / 5. Recuento de votos: 5

Aun no hay votos