3
(2)

(Imagen de portada @HornFirstN )

Las lluvias inusualmente intensas de la temporada de Kiremt (junio a septiembre) provocaron inundaciones en el país desde finales de julio. A principios de agosto, las Naciones Unidas informaron de que 30.000 personas habían sido desplazadas, muchas de ellas en la región de Afar tras el desbordamiento del río Awash. También se vieron afectadas las regiones de Gambella, Oromia, SNNP y, más tarde, Amhara.

En un informe del 6 de septiembre, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH) dijo que «las fuertes lluvias de la temporada de verano (junio-septiembre) siguen causando inundaciones en muchas partes del país». Unas 500.000 personas se han visto afectadas hasta ahora, incluyendo unos 300.000 desplazados».

El 01 de septiembre el río Awash se desbordó una vez más, inundando las zonas de Amibara y las woredas de Awash Fentale de la región de Afar. El Gobierno desplegó un helicóptero militar para evacuar a las víctimas de las inundaciones. Según informes locales, al menos cinco personas murieron.

La OCAH también dijo que las descargas de las presas de Koka y Kesem están causando riesgos de inundación en las comunidades situadas río abajo. La Comisión Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres del país, en colaboración con las regiones de Oromia y Afar, está trabajando para evacuar a las personas que viven en zonas de alto riesgo.

En los últimos días se informó de nuevas lluvias intensas en la región septentrional de Amhara, con 125 mm registrados en 24 horas hasta el 9 de septiembre en Bhir Dar, y 62 mm en Gondar al día siguiente. Se esperan más precipitaciones intensas.

Comenta con Facebook

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media 3 / 5. Recuento de votos: 2

Aun no hay votos